COVID-19: el exitoso avance de la vacunación en Chile | Chile en DW | DW | 13.02.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Chile

COVID-19: el exitoso avance de la vacunación en Chile

Las vacunaciones comenzaron en el país andino el 3 de febrero. Desde entonces, más de un millón y medio de personas ha recibido la primera dosis de inmunización contra el coronavirus. ¿Cómo lo ha hecho el país?

Chile Covid-19 | Impfung

Una adulta mayor recibe la vacuna de Sinovac al comienzo de la inoculación masiva en Chile.

Mientras las vacunaciones contra el COVID-19 empezaron renqueantes en muchos lugares de Europa, Chile ha despuntado desde que abrieron los centros de vacunación el 3 de febrero. En muy poco tiempo, el país sudamericano logró vacunar a 150.000, 180.000 e incluso 270.000 personas al día. El balance general, después de que las primeras dosis de la vacuna se administraran a los trabajadores sanitarios desde finales de diciembre y ahora comenzaran las vacunaciones masivas hace poco más de una semana es de más de 1,6 millones de chilenos vacunados.

Con una población relativamente pequeña, de 19 millones de habitantes, esto supone que más del ocho por ciento de la población está inmunizada, al menos con una dosis inicial. Pocos estados, como Israel (70 por ciento), Emiratos Árabes Unidos (47 por ciento), Gran Bretaña (20 por ciento) o Estados Unidos (14 por ciento) tienen tasas de vacunación contra el coronavirus más altas. Y eso después de que la mayoría de ellos, según el sitio web "Our World in Data", lleve varias semanas vacunando a sus ciudadanos.

El científico y fundador de "Our World In Data", Max Roser, describió los resultados de Chile en Twitter como "impresionantes". El presidente Sebastián Piñera también estaba visiblemente entusiasmado cuando se rompió la barrera del millón de vacunados el martes: "Agradezco a los ancianos, las comunidades, los trabajadores de la salud, las Fuerzas Armadas, los agentes del orden, a todos. Derrotaremos esta pandemia".

¿Qué está haciendo bien Chile?

El ministro de Salud, Enrique Paris, dijo al diario español El País que el sistema de salud chileno tiene mucha experiencia con campañas de vacunación a gran escala. Existe un plan nacional de vacunación "muy sólido" desde 1978. "En Chile nadie se vacuna si no se registra su nombre, su RUT [cédula de identidad], la vacuna que se va a colocar (…) Esto permite llevar una estadística certera".

Además, el comparativamente próspero país andino encargó una gran cantidad de vacunas desde el principio, incluidas las de BioNTech/Pfizer, AstraZeneca y Johnson & Johnson. La vacuna del fabricante chino Sinovac también juega un papel importante. Se acordó que la empresa, junto con la Pontificia Universidad Católica de Chile, realizaría ensayos en el país y que Chile, a cambio, recibiría acceso preferencial a la vacuna que fabrica Sinovac, CoronaVac. Inicialmente, se acordaron 60 millones de dosis durante un período de tres años.

El viernes se vacunó el presidente chileno Sebastián Piñera.

El viernes se vacunó el presidente Sebastián Piñera: "Esta vacuna es segura, es eficaz y hemos hecho un esfuerzo enorme para poder hacer una vacunación a todos los chilenos y chilenas y a todos los ciudadanos de este país", dijo el presidente, de 71 años, al recibir su dosis ante las cámaras.

Chile recibirá alrededor de 30 millones de dosis más de los fabricantes restantes. Hasta ahora están aprobadas y en uso las vacunas de BionNTech/Pfizer y CoronaVac, y el gobierno estudia la posibilidad de comprar dosis de la rusa Sputnik V.

Problemas en la Isla de Pascua

Aunque en general todo son elogios hacia la campaña de vacunación chilena, también ha habido quejas. Los residentes en la Isla de Pascua protestaron por la gestión de la comunicación con tierra firme. "Las autoridades nacionales no hablan con nosotros", dijo el alcalde Pedro Edmunds Paoa, poniendo como excepción al propio ministro Paris. Entre otras cosas, criticó la llegada sin avisar del primer lote de vacunas y la priorización de las personas de 85 a 90 años, ya que solo hay cinco en la isla con un total de 5.800 habitantes. Además, no ha habido una sola infección confirmada por COVID-19 en la Isla de Pascua, que se encuentra a más de 3.500 kilómetros del continente, desde hace meses.

¿Inmunidad colectiva a mediados de año?

Por su parte, el gobierno de Chile se fija la meta de vacunar a cinco millones de personas en el primer trimestre del año. A finales de junio, se debería llegar al 80 por ciento de la población, es decir, alrededor de 15 millones de personas. Si el país logra mantener el ritmo actual, esta meta es bastante realista y Chile podría convertirse en uno de los primeros países en lograr la inmunidad colectiva al coronavirus.

Una meta esperadísima, como en tantos otros países. Con casi 770.000 infectados y más de 19.000 muertos, el país andino se vio muy afectado por la pandemia. "La vacunación masiva es la esperanza de que vamos a poder recuperar nuestras vidas y abrazar a nuestros seres queridos", dijo el presidente Sebastián Piñera, de 71 años, al recibir este viernes su primera dosis de la vacuna Sinovac en un centro de salud de la sureña localidad de Futrono.

(lgc/dzc)

DW recomienda