COVID-19: Colombia deja de exigir mascarillas en espacios abiertos | Coronavirus | DW | 24.02.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

COVID-19: Colombia deja de exigir mascarillas en espacios abiertos

Sin embargo, Cali no podrá flexibilizar aún el uso de mascarillas ya que solo 67% de su población ha recibido alguna dosis de la vacuna.

El Gobierno de Colombia dejará de exigir mascarillas en los espacios abiertos de las ciudades con mejores indicadores de vacunación contra el COVID-19, cuando cede la explosión de contagios de coronavirus provocada por la variante ómicron, según trascendió este miércoles (23.02.2022).

"En esos lugares donde ya tenemos vacunación de doble dosis superior al 70% vamos a levantar el uso del tapabocas en espacios abiertos", dijo a medios este miércoles el presidente, Iván Duque.

Los gobiernos locales de Bogotá y Medellín (noroeste) -donde habitan 10,5 de los 50 millones de personas colombianas- se acogieron a la medida, que no altera la obligatoriedad de la mascarilla en el transporte público, restaurantes y otros espacios cerrados. Otros 450 municipios también podrán levantar esta restricción por su avance en la inmunización contra el COVID-19, detalló el Ministerio de Salud.

A nivel nacional, "ya estamos por encima del 81% (de la población) con una dosis, ya superamos el 65% con doble dosis y ya estamos superando los 8 millones de personas con dosis de refuerzo", celebró Duque.

Sin embargo, Cali -tercera ciudad del país con 1,2 millones de habitantes- no podrá flexibilizar aún el uso de tapabocas ya que solo el 67% de su población ha recibido alguna dosis de la vacuna anticovid. El Gobierno nacional ya había levantado en 2021 las restricciones de movilidad y aforo en eventos públicos asociadas a la pandemia.

Colombia detectó el primer caso de COVID-19 en marzo de 2020 y 138.000 personas han muerto por el virus desde entonces en el país sudamericano. En proporción a su población, es el cuarto país más castigado por la pandemia en la región, detrás de Perú, Brasil y Argentina.

ama (afp, efe)

DW recomienda