COVID-19: Cómo se protege a los ancianos en Europa | Coronavirus | DW | 04.11.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

COVID-19: Cómo se protege a los ancianos en Europa

Después de que los casos de COVID-19 aumentasen en las residencias de ancianos, Alemania estudia qué hacer: vacunas de refuerzo, pruebas diarias o vacunación obligatoria del personal sanitario. ¿Qué hacen otros países?

La "situación epidémica de alcance nacional" expirará en Alemania a finales de noviembre, según la voluntad del ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn. Sin embargo, no se vislumbra el fin de las medidas contra la propagación del coronavirus.

Actualmente, se está prestando mayor atención a las residencias de ancianos y a los asilos. Aunque la tasa de vacunación en esos hogares es superior a la media, el número de casos sintomáticos de COVID-19, a pesar de la aplicación de la pauta de vacunación completa, es también elevado.

Por ello, el ministro alemán quiere impulsar la vacunación de refuerzo en el grupo de edad de más de 70 años. Sin embargo, rechaza la vacunación obligatoria del personal sanitario. En cambio, la obligación de realizar pruebas rápidas diarias al personal y a los visitantes debería reducir los riesgos de transmisión, según el ministro de Sanidad.

Las propuestas de Spahn han tenido una respuesta mixta en Alemania. Las opiniones difieren en toda Europa sobre cómo reducir el riesgo de infección en los hospitales y centros geriátricos. A continuación, algunos ejemplos:

Italia

El Gobierno de Roma fue uno de los primeros en introducir la vacunación obligatoria. Desde el 25 de mayo, el personal médico debe vacunarse contra el COVID-19 o enfrentarse a una suspensión. A finales de octubre, más de 2.000 médicos habían sido suspendidos por no estar vacunados, según la asociación médica nacional FNOMCeO. Sin embargo, alrededor de 500 de estos galenos se han vacunado desde entonces y han reanudado su trabajo.

Desde septiembre, todos los trabajadores tienen que mostrar un "pasaporte verde" en el trabajo, confirmando que se han recuperado, se han vacunado o han dado negativo en las últimas 48 horas. El Estado solo paga las pruebas para aquellos que no pueden ser vacunados por razones de salud.

Decenas de miles de franceses protestaron en verano contra la introducción de la vacunación obligatoria en el sector sanitario.

Decenas de miles de franceses protestaron en verano contra la introducción de la vacunación obligatoria en el sector sanitario.

Grecia

En Grecia, la vacunación también es obligatoria para los trabajadores de la salud desde el 1 de septiembre. Para poder ir a trabajar, todos los empleados no vacunados deben presentar a sus empleadores una prueba de coronavirus negativa dos veces por semana, y asumir ellos mismos el costo de un máximo de diez euros por cada prueba rápida de antígenos.

Francia

En Francia, la vacunación es obligatoria desde mediados de septiembre. Esto no solo afecta a los trabajadores sanitarios, sino también a otros grupos profesionales como la policía y los bomberos. Al igual que en Grecia e Italia, en Francia no es posible el despido por falta de vacunación, pero sí las suspensiones sin pago de salarios.

Reino Unido

A principios de noviembre, el ministro de Salud británico, Sajid Javid, anunció que, a partir de abril de 2022, todos los empleados del sector estatal de salud en Inglaterra deberán estar vacunados. Con el largo tiempo de antelación, Javid trata abordar las preocupaciones de que muchas personas afectadas se opondrán a la medida y de que el sistema de salud podría enfrentar una escasez de personal aún mayor, en medio del invierno, de lo que ya es. El reglamento solo se aplica a Inglaterra. No se planea una medida similar para las otras partes del Reino Unido (Escocia, Gales e Irlanda del Norte).

En España, la campaña de vacunación ha tenido mucho éxito. Prácticamente todo el personal sanitario está vacunado.

En España, la campaña de vacunación ha tenido mucho éxito. Prácticamente todo el personal sanitario está vacunado.

España

España también está debatiendo la vacunación obligatoria, pero para todos los trabajadores, no solo los del sector sanitario. La patronal está a favor, y la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en contra.

Dada la elevada tasa de vacunación, que supera el 85 por ciento entre las personas de 20 a 69 años, y llega a casi el 100 por ciento entre el personal sanitario, una medida de este tipo sería probablemente difícil de conciliar con la Constitución española, que pone grandes trabas a las intromisiones en las libertades civiles.

Protestas contra las medidas

En todos los países mencionados la vacunación obligatoria es controvertida. Una y otra vez, miles o decenas de miles de personas se han manifestado en contra. En Grecia, 30 personas afectadas han presentado una denuncia contra la vacunación obligatoria ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, sin éxito.

En Italia, otras 300 personas han presentado una denuncia contra la vacunación obligatoria en el sistema sanitario. En la ciudad italiana de Trieste, trabajadores bloquearon el puerto a mediados de octubre, para conseguir la supresión del pasaporte verde obligatorio o, al menos, la gratuidad de las pruebas. El bloqueo fue disuelto por la Policía, pero la protesta de los trabajadores portuarios continúa.

(gg/rml)

DW recomienda