Costa Rica lanza plan para suprimir combustibles fósiles para 2050 | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 25.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Costa Rica lanza plan para suprimir combustibles fósiles para 2050

El plan de descarbonización costarricense fue recibido con júbilo por líderes y activistas internacionales.

Costa Rica lanzó un plan para descarbonizar su economía, que apunta a suprimir el uso de combustibles fósiles para el año 2050 y potenciar las energías limpias, en un esfuerzo por reducir la emisión de gases causantes del cambio climático.

El Plan Nacional de Descarbonización 2018-2050 fue presentado por el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado; la primera dama, Claudia Dobles; el ministro de Ambiente y Energía, Carlos Rodríguez; y el evento oficial fue conducido por la costarricense Christiana Figueres, líder negociadora del Acuerdo de París contra el cambio climático.

El plan contempla cambios en la oferta de movilidad y transporte público y privado, en la gestión de las formas de energía, en la construcción sostenible y la industria, así como en la gestión de los residuos. La iniciativa también incluye pautas para mejorar las prácticas agrícolas y el uso del suelo, evitando la deforestación.

Grandes retos y metas económicas y ambientales

"La descarbonización no solo busca combatir el cambio climático, es también una gran oportunidad de asegurar el bienestar de todas las personas y asegura un futuro para las generaciones que vendrán", declaró Alvarado este domingo (24.02.2019), al presentar el plan en la capital.

Destacó que el principal reto de la descarbonización es el transporte, principal generador de emisiones de carbono, para lo cual planteó la necesidad de eliminar los derivados del petróleo y avanzar a medios de transporte limpios basados en la electricidad.

Presidente costarricense, Carlos Alvarado (archivo) (Imago/Agencia EFE/J. Arguedas)

Presidente costarricense, Carlos Alvarado (archivo).

Christiana Figueres, por su parte, destacó en la ceremonia que el país "se pone a la vanguardia internacional" con este plan, que a su juicio será un ejemplo para el mundo. Con este plan, Costa Rica también pretende convertirse en un laboratorio mundial de descarbonización, que atraiga a científicos, inversionistas y empresas interesadas en temas como energías limpias y conservación del ambiente.

En materia de transporte, el proyecto apunta a que para 2030, 70% de los buses y taxis serán cero emisiones, y la cifra deberá alcanzar el 100% en 2050, cuando el transporte público desplace a los vehículos particulares como principal medio de movilidad.

Otro objetivo es que, para el año 2035, el 25 % de la flota de vehículos privados sea eléctrica y que par 2050 la totalidad de las ventas de vehículos ligeros nuevos sean cero emisiones y el 60 % de la flota de vehículos sea cero emisiones.

La iniciativa contempla también acciones en materia de edificaciones para que utilicen energías renovables en todas sus operaciones, incluyendo calentamiento de agua y cocción.

Asimismo, el proyecto plantea una transformación en la industria y la adopción de un manejo de desechos que permita su reutilización y un uso adecuado de los residuos orgánicos.

A esto se suman acciones en la agricultura y la ganadería, para reducir al mínimo sus emisiones de carbono.

Christiana Figueres, líder negociadora del Acuerdo de París contra el cambio climático. (DW/Carolina Nehring)

Christiana Figueres, líder negociadora del Acuerdo de París contra el cambio climático.

Costa Rica también se plantea al año 2030 que su matriz eléctrica opere al 100 % con energías renovables y que al 2050 la energía eléctrica será la fuente de energía primaria para el sector transporte, residencial y comercial, industrial.

"Este es el gran reto de nuestra generación. Es un compromiso que asumimos como Gobierno pero en el que todos debemos participar. El cambio climático es el principal reto para los próximos 30 años, el calentamiento global es la principal amenaza para el país, la región y el mundo", dijo Alvarado.

"Costa Rica ya inició la descarbonización de su economía", destacó el ministro del Medio Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez, al recordar que por ejemplo cerca del 98% de su electricidad proviene de fuentes renovables. Para Rodríguez, las nuevas medidas dan continuidad a acciones iniciadas en el pasado.

Júbilo internacional

"Felicidades, porque le están demostrando al resto del mundo que definitivamente es posible hacer la transición a una economía baja en carbono hoy", dijo el exvicepresidente estadounidense Al Gore, en un video presentado en la ceremonia.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, destacó en tanto que con el plan costarricense "se abre un capítulo esperanzador": "Esperamos que sirva de ejemplo para que cada vez más países se sumen a este camino lleno de futuro".

"El lanzamiento de este plan nacional convierte a Costa Rica en uno de los primeros países del mundo en impulsar una iniciativa de esta magnitud, sabemos que será un ejemplo a seguir", destacó la expresidenta chilena Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

En la ceremonia, el diplomático mexicano Luis Alfonso de Alba, recordó que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, convocó a líderes mundiales a Nueva York en setiembre para discutir acciones para hacer realidad los Acuerdos de París de 2015.

En el marco de esta jornada, el presidente de Costa Rica firmó la Ley Movilidad y Seguridad Ciclística, la cual promueve y regula el uso de la bicicleta como medio de transporte, trabajo y recreación, como medio para beneficiar la salud y disminuir el uso de combustibles fósiles en el transporte.

Costa Rica, un país de 5 millones de habitantes que alberga cerca del 5 % de la biodiversidad del planeta, es reconocido por sus políticas ambientales que le han permitido dar protección a una tercera parte de su territorio en parques nacionales y aumentar la cobertura forestal del 20 % al 55 % de 1980 a la actualidad.

Este país también produce el 99 % de su electricidad con fuentes limpias, pero su gran deuda son los combustibles fósiles, especialmente en el transporte, que generan el 70 % de los gases contaminantes.

rml (efe, afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 

DW recomienda