Coronavirus: la UE teme aumento de adquisiciones hostiles | Europa | DW | 07.04.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Coronavirus: la UE teme aumento de adquisiciones hostiles

El coronavirus sigue afectando mucho a la economía mundial. La UE está cada vez más preocupada de que las empresas sean vulnerables ante las ofertas hostiles de adquisición por parte de inversores extranjeros.

La masiva crisis de salud pública desencadenada por el nuevo coronavirus en todo el mundo ha originado que los mercados financieros mundiales se tambaleen. Si bien el colapso del mercado es una mala noticia para los accionistas, también supone una oportunidad para que inversores e invasores corporativos compren acciones a precios atractivos.

Las autoridades en Europa están cada vez más preocupadas por los inversores extranjeros que lanzan ofertas hostiles de adquisición para adquirir empresas en sectores estratégicos. "Los bajos precios de las acciones son una oportunidad para fusiones y reestructuraciones corporativas", dijo a DW Guntram Wolff, director del grupo de expertos económicos Bruegel, con sede en Bruselas.

Se espera que la crisis de la COVID-19 tenga un impacto económico negativo muy grande en la Unión Europea (UE) y en la zona euro. Solo en Alemania, el instituto económico Ifo estima que podría costarle a la economía más de medio billón de euros y más de un millón de empleos.

Tiempos vulnerables

Jonathan Hackenbroich, miembro del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR), opina que "ahora que todo el mundo está compitiendo por el dinero externo, se podrían comprar compañías, conocimientos y capacidad en sectores críticos transferidos fuera de Europa, a China o Estados Unidos u a otros países".

El experto señaló que ciertos informes recientes sugieren que hubo una oferta estadounidense para adquirir la empresa alemana CureVac, que está trabajando en una vacuna contra el nuevo coronavirus. Aunque la compañía negó que se hubiera hecho una oferta formal, Hackenbroich dijo que es necesario que los europeos establezcan acuerdos efectivos para frustrar tales intentos extranjeros de comprar sectores estratégicos de la economía europea.

La Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, emitió recientemente directrices para proteger a las empresas contra las adquisiciones. "Como en cualquier crisis, cuando nuestros activos industriales y corporativos pueden estar bajo estrés, necesitamos proteger nuestra seguridad y soberanía económica", dijo la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

Suscríbete a nuestro boletín especial sobre el coronavirus y pulsa aquí.

Impacto económico severo

En 2016, cuando el fabricante chino de electrodomésticos Midea adquirió la empresa alemana de robótica Kuka, muchos en Europa se alarmaron. Esa compra avivó las preocupaciones en Alemania sobre la pérdida de conocimientos clave de alta tecnología ante China.

Desde entonces, el Gobierno alemán ha sido cauteloso con los inversores chinos y estadounidenses, que están moviendo ficha para hacerse cargo de empresas tecnológicas clave.

Para evitar tales adquisiciones, Berlín propuso el año pasado una nueva estrategia industrial que aumenta los poderes del Gobierno para analizar y potencialmente bloquear las ofertas de adquisición en sectores estratégicos de la economía.

También permitiría que los ministros del Gobierno intervengan y blinden cuándo una entidad no perteneciente a la UE intente comprar el 10% o más de cualquier empresa alemana que esté activa en áreas clave como la robótica, la biotecnología, la seguridad informática o la inteligencia artificial, entre otras.

Deutschland Kuka (picture alliance/dpa/K.-J. Hildenbrand)

La empresa de robótica Kuka está ahora en manos chinas. Esta adquisición ha desencadenado un debate público en Alemania sobre la venta de tecnología clave.

Proteger empresas y empleos

Además de proporcionar ayuda financiera a las empresas que lo necesitan, el ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, dijo que el Gobierno protegería a las empresas de la insolvencia y de las adquisiciones no deseadas durante la crisis con un nuevo fondo para la estabilización de la economía: "Estamos decididos a apoyar a nuestras empresas y proteger los empleos", aseguró Altmaier.

Los expertos dicen que, para frustrar las adquisiciones hostiles, los Gobiernos deben identificar sectores y empresas específicas que podrían estar en riesgo y que son de importancia estratégica. "Tendrán que aplicar una definición amplia de importancia estratégica en esta crisis extraordinaria", dijo Hackenbroich, quien agregó que "las autoridades no solo deben implementar por completo la regulación de evaluación de inversiones de la UE, sino también endurecer algunas de sus reglas para hacerla más efectiva".

Por ejemplo, señaló, podrían imponer sanciones más severas a las empresas por no cumplir con el requisito de notificación y también deberían hacer imposible que las adquisiciones extranjeras avancen antes de que finalice el proceso de revisión gubernamental.

Los observadores argumentan que los países más ricos como Alemania y Francia deberían coordinar su política con los Estados miembros más débiles de la UE, que no tienen los recursos para evitar tales ofertas.

El proyecto de ley, planteado por el Ministerio de Economía, también prevé que las autoridades intervengan y bloqueen las fusiones y adquisiciones en muchos sectores. Para blindar una inversión de una entidad no perteneciente a la UE, el Gobierno ya no tendrá que demostrar que existe una amenaza real para la seguridad pública. En cambio, bastaría con demostrar que se produciría un "probable impacto adverso" en la economía.

Se espera que el gabinete de Gobierno alemán apruebe el proyecto de ley este miércoles (08.04.2020). (rmr/few)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda