Coronavirus: ¿está contando India todas las muertes? | El Mundo | DW | 27.04.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Coronavirus: ¿está contando India todas las muertes?

Las infecciones por coronavirus en India han alcanzado picos récord en los últimos días, y el número de muertes ha ido en aumento. Pero el recuento oficial de muertes no relata la historia completa, según los expertos.

Los cadáveres son cremados en lugares abiertos, porque no hay espacio en los crematorios.

Los cadáveres son cremados en lugares abiertos, porque no hay espacio en los crematorios.

Solo entre el 18 y 25 de abril, India registró 2,24 millones de nuevos casos de coronavirus, la cifra más alta registrada por un país en un periodo de siete días. También registró 16.257 muertes, casi el doble de las 8.588 registradas la semana anterior, según datos del Ministerio de Salud.  

En las últimas 24 horas, el país reportó 352.991 nuevas infecciones y 2.812 muertes relacionadas con el COVID-19. En total, hasta ahora, 195.123 personas han muerto en India, mientras que 17,3 millones de personas se han contagiado con el virus.

Aunque estas cifras son impactantes, los expertos y epidemiólogos creen que el número real de víctimas mortales por COVID-19 podría ser incluso mucho mayor que las muertes registradas por los departamentos de salud de todo el país.

"Las angustiantes escenas de pacientes que mueren en las ambulancias y de cadáveres que arden fuera de los crematorios, e incluso en las aceras de las ciudades y pueblos, muestran claramente que la tragedia es mucho mayor", señala a DW el médico indio Anoop Saraya.

Un paciente que dio positivo a la prueba de COVID-19 espera fuera de un hospital para ser admitido en Kolkata, India.

Un paciente que dio positivo a la prueba de COVID-19 espera fuera de un hospital para ser admitido en Kolkata, India.

"Se están ocultando las verdaderas cifras"

La tasa de mortalidad relativamente baja de India no estaría contando la historia completa, y abundan las sospechas de que hay un subregistro importante en varias ciudades. Los casos sospechosos no se incluyen en el recuento final, y las muertes por la infección se atribuyen a las deplorables condiciones sanitarias, según expertos.

"Parece haber una gran discrepancia entre los registros oficiales de muertes atribuidas al COVID-19 y los informes de incineraciones y entierros, que son muchos más de lo que normalmente se esperaba", explica a DW Gautam Menon, biólogo de la Universidad de Ashoka.

"Estas contradicciones sugieren que se están ocultando las verdaderas cifras", asegura el experto en salud. "El número real de muertes por COVID-19 puede ser entre cinco y diez veces superior a las cifras oficiales. Junto con el subregistro de casos y las grandes tasas de positividad que estamos viendo en todo el país, la verdadera magnitud de la pandemia puede ser mucho peor de lo que sugieren las cifras", agrega Menon.

Otro problema que alarma es la demora en la entrega de resultados de las pruebas. "Los resultados están tardando demasiado en llegar. Le ha pasado a mi primo, que se hizo la prueba el 13 de abril, y el resultado aún no ha llegado", cuenta a DW Shahid Jameel, virólogo y director de la Escuela Trivedi de Biociencias de la Universidad de Ashoka. "Y su muerte no será reportada como una por COVID-19, a pesar de que tenía todos los síntomas, incluida la grave infección pulmonar. Hay miles de casos así", denuncia el virólogo.

Registro deficiente de las muertes

En ciudades más pequeñas como Surat, Kanpur y Ghaziabad, que han registrado un elevado número de muertes por COVID-19, se han realizado cremaciones masivas en lugares abiertos debido a la escasez de espacio en los crematorios. Y las muertes superan ampliamente las cifras oficiales.

Aunque muchos países han tenido dificultades para registrar el número exacto de muertes por coronavirus, el problema en India se ha agravado por la falta de un sistema eficaz de registro de las defunciones en muchas partes del país. La mayoría de las muertes en India no tienen una causa asignada por un profesional médico capacitado, lo que hace que los datos sobre la tasa de letalidad no sean fiables.

"Debido a que el registro de defunciones es deficiente, el gobierno tendrá pocos datos para responder al impacto del COVID-19 en grandes sectores de la población que viven en zonas rurales", dice a DW el virólogo Jacob John.

A falta de un sistema fiable de registro de defunciones, el Programa de Vigilancia Integrada de Enfermedades (IDSP) del gobierno ha estado recopilando datos sobre los casos y las muertes por COVID-19 de los laboratorios de pruebas y los hospitales. Sin embargo, el principal problema del IDSP es que no tiene forma de hacer un seguimiento de las muertes fuera de los hospitales.

"En la situación actual, el creciente recuento oficial de casos de COVID-19 en India puede ser solo la punta del iceberg. Debido al bajo número de pruebas fuera de las grandes ciudades, el número real de casos y muertes podría ser entre 10 y 30 veces mayor", alerta Vikas Bajpai, del Foro de Médicos y Científicos Progresistas de India. (ct/cp)

DW recomienda