Coronavirus en Alemania: reabren las peluquerías | Alemania Hoy | DW | 02.03.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

Coronavirus en Alemania: reabren las peluquerías

Tras permanecer cerrados durante meses debido a las restricciones para frenar los contagios, desde el lunes (01.03.) los salones de peluquería vuelven a cortar cabellos.

En la peluquería "Nikos Friseure”, en la ciudad alemana de Bonn, la reapertura se festeja con un brindis. Después de más de dos meses de cierre debido a las medidas de confinamiento impuestas por el gobierno para detener el avance del coronavirus, desde el lunes (01.03.) Nikos Kasapidis y sus empleadas vuelven a cortar cabellos.

Las peluquerías permanecieron cerradas desde el pasado 16 de diciembre, al igual que casi todos los negocios minoristas, menos tiendas de alimentos, farmacias, droguerías y tiendas para artículos de bebés. Debido a la disminución de cifras de contagios hace dos semanas, el gobierno alemán decidió levantar parte del confinamiento. Además de las peluquerías, en algunos estados federados pueden reabrir jardinerías, floristerías, centros de pedicura y escuelas de conductores, bajo estrictas medidas de higiene.

Vuelta al trabajo de 0 a 100

"El día que el gobierno comunicó la reapertura, recibimos 60 llamadas para reservar citas”, cuenta a DW el peluquero Kasapidis, de 30 años. Es por eso que tiene la agenda llena hasta final de mes. A pesar de haber tenido que cerrar el negocio durante más de dos meses, al empresario no le cuesta mucho retomar la labor: "Llevo 12 años ejerciendo como peluquero, así que pausar durante dos meses y medio no es un problema.”

Deutschland Wiedereröffnung des Friseursalons Nikos Friseure in Bonn

Nikos Kasapidis recibe a un cliente habitual.

Económicamente el cierre tampoco le ha causado mayores estragos. "Por suerte hemos podido superar la pausa relativamente bien", dice el joven peluquero. Y eso a pesar de que todavía no ha recibido las ayudas económicas prometidas por el gobierno alemán para los meses de enero y febrero. Gracias a implementar la jornada reducida, Kasapidis pudo mantener a sus tres empleadas y dos aprendices. 

Ellas viven la reapertura con alegría y emoción. "Se siente un poco como si fuese el primer día de trabajo”, dice la peluquera Melis Düzgün. Joleen Märzhäuser, aprendiz de peluquería, añade: "También estamos un poco nerviosas, porque va a venir una avalancha de clientes. Pero estoy contenta.” Durante la primera semana de reapertura, Kasapidis estará en la peluquería desde las ocho de la mañana hasta las ocho de la tarde, trabajando 70 horas en total.

Tomando medidas de precaución

El espacio es amplio, de manera que se pueden cumplir las normas de distanciamiento social entre los clientes sin problemas. Además, todos deben llevar mascarillas. Kasapidis ha montado paneles de plexiglás entre los lavabos y aireará el establecimiento con frecuencia. Ya antes de la pandemia, el peluquero había implementado un sistema de reserva: todos los clientes debían acordar una cita previa por teléfono o a través de la web. Ahora, este sistema es una ventaja, ya que la nueva normativa indica que el salón debe registrar los datos de sus clientes para poder rastrear los contactos en caso de que hubiera una infección.

DW recomienda