Coronavirus: el miedo irracional prima sobre los hechos | Salud | DW | 28.01.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Opinión

Coronavirus: el miedo irracional prima sobre los hechos

El coronavirus es como la cotización de las acciones: se trata menos de lo que realmente es y más de las expectativas de la gente. Así como en otros casos, esta epidemia pronto desaparecerá, opina Fabian Schmidt.

BG Alltag in der abgeriegelten Stadt Wuhan (Getty Images)

Ejercicio público durante la cuarentena en Wuhan

Sí, realmente puede asustarle. El nuevo coronavirus (nCoV) parece propagarse rápidamente y el número de muertes aumenta constantemente. Las medidas drásticas tomadas por el Gobierno chino, que acaba de poner en cuarentena a 43 millones de personas, seguramente serán efectivas para detener la propagación del virus.

Y si la población de la provincia de Hubei y otras áreas afectadas puede ser puesta bajo arresto domiciliario durante varias semanas, la epidemia podría incluso desaparecer más rápido de lo que algunas personas sospechan.

Infectados con miedo

Pero el virus es como la cotización de las acciones: lo decisivo no es tanto la realidad y la racionalidad, sino las expectativas viscerales. La mascarilla se ha convertido en un símbolo de esta expectativa: quien la usa demuestra que ya ha sido infectado por el miedo.

En cualquier caso, una cosa está clara: los pasos decididos que da el Gobierno chino están teniendo un fuerte impacto en todo el mundo. Porque el miedo al nCoV se propaga aún más rápido que el virus en sí.

Ver el video 01:25

Coronavirus: científicos buscan una vacuna

¡Respira y exhala profundamente!

Quizás deberíamos respirar profundamente primero -sin mascarilla- y mirar más allá de la situación actual de las noticias: durante mucho tiempo los coronavirus han sido considerados relativamente inofensivos y resfriados normales, con los que nos enfrentamos repetidamente.

Schmidt Fabian Kommentarbild App

Fabian Schmidt

No obstante, los virus son versátiles y pueden mutar en formas peligrosas, como se ha demostrado varias veces en el siglo XXI. El brote de las enfermedades SARS y MERS, transmitidas por animales, también ha cambiado la imagen pública de los coronavirus. Las dos variantes de virus fueron en realidad bastante peligrosas. Con el SARS, uno de cada diez pacientes hospitalizados falleció. El caso del MERS, los números parecían superficialmente más dramáticos: un tercio de los que fueron al tratamiento murieron por el patógeno transmitido por los camellos.

Juegos de números

Sin embargo, más tarde se supo que había muchas más personas en la Península Arábiga que estaban infectadas con MERS pero que nunca mostraron síntomas fuertes. Los infectados nunca tuvieron que ir a tratamiento médico en absoluto. Así, el nCoV podría ser similar al MERS: en un inicio, para la percepción general del público, el número de pacientes tratados y el número de muertes está aumentando dramáticamente.

Esto se debe principalmente a que la epidemia se encuentra en la mitad de su fase de propagación. Sin embargo, como cualquier epidemia, desaparecerá tarde o temprano porque las personas infectadas han desarrollado inmunidad. E incluso ahora, el nCoV podría resultar menos peligroso. Según las cifras oficiales, una de cada 40 personas muere a causa del virus. Esto lo hace mucho menos peligroso que el SARS o MERS.

Sin embargo, esto no tiene en cuenta el hecho de que muchas personas enfermas en Wuhan u otras áreas afectadas en China simplemente se quedan en casa y se curan porque, de todos modos, no hay medicamentos efectivos para el virus. Aquellos que acuden a los hospitales debido a un curso particularmente difícil son probablemente solo la punta del iceberg. Y todos los demás simplemente quedan fuera de las estadísticas.

Ver el video 01:05

OMS emite guía para evitar contagio

Es mejor pensar en la gripe

Si se incluyeran en el cálculo, incluso podría resultar que el nCoV no es más peligroso que la gripe común, que viaja por todo el mundo año tras año y, dependiendo de la variante, también puede matar miles o incluso decenas de miles de personas. Y en este momento la gripe está de nuevo en el hemisferio norte.

Esta es precisamente la razón por la que debemos pensar primero en la gripe y menos en nCoV si nos lavamos las manos a fondo después de un viaje en el autobús o el tren, o después de tocar las manijas de las puertas en edificios públicos. ¿Y la mascarilla? Podemos prescindir de ella. Oh, sí, antes de que nos olvidemos: ¿ya se ha vacunado?

(few/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda