Coronavirus: el laberinto de las fronteras europeas | Europa | DW | 29.07.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Coronavirus: el laberinto de las fronteras europeas

Alemania quiere tests obligatorios de coronavirus, Suecia deja entrar a todos. Las disposiciones vigentes en la UE son diversas y confunden. ¿Cuáles son las regiones de riesgo y quién las define?

A partir de la próxima semana, quienes lleguen a Alemania desde "regiones de riesgo” tienen que hacerse una prueba de coronavirus en el mismo aeropuerto alemán en el que aterricen. Este será el primer país en aplicar tal medida. Pero hay ya múltiples disposiciones para la entrada y salida de los países de la UE. Cada Estado ha establecido sus propias reglas.

Múltiples normas

Suecia y Grecia no ponen restricciones a la entrada de personas procedentes de otros países de la UE. Letonia, en cambio, exige a los viajeros llegados desde Bélgica mantener una cuarentena de 14 días. Bélgica, a su vez, cataloga a Letonia como una "zona de riesgo naranja”, lo que implica que la cuarentena se recomienda, pero no es obligatoria. En cambio, prohíbe estrictamente la entrada desde determinadas regiones de España y Portugal.

La lista de las restricciones podría prolongarse mucho más. Cada país de la UE aplica sus normas y definiciones. Algunos demandan un formulario para rastrear contactos, otros prefieren pedir al viajero que se registre por internet antes de partir. Y otros solo permiten la entrada a quienes traigan un certificado de que han dado negativo en un test de coronavirus en su país de origen.

¿Cómo se define el riesgo?

Contribuye a la confusión el hecho de que no exista una definición unitaria en la UE de lo que es una "zona de riesgo”. En Alemania, el Instituto Roberto Koch es el que establece tales zonas. Por el momento, las autoridades alemanas solo incluyen en esa categoría, dentro de la UE, a Luxemburgo. El norte de España no es definido en cambio como "zona de riesgo”, de modo que quienes lleguen desde allí, no tendrán obligación de someterse a un test al entrar en Alemania. Pero sí, las personas que vengan de Luxemburgo. Muchos Estados ven a zonas de Rumania y Bulgaria como focos del coronavirus y han restringido consecuentemente la entrada desde esos lugares.

La Agencia Europea de Control de Epidemias (ECDC) intenta ofrecer un panorama epidemiológico, que permita sacar conclusiones sobre las "zonas de riesgo”. El organismo recopila datos de todos los países miembros y publica a diario un mapa con las tasas de contagios, por regiones. De acuerdo con el mapa de hoy, los principales focos de infección están en el norte de España, Lisboa, Flandes (Amberes), Luxemburgo, Suecia y partes de Rumania y Bulgaria.

En Alemania, Italia, Francia, los países del Báltico y Grecia se han registrado menos de 20 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes, en los últimos 14 días. Esa es la cifra límite establecida por la ECDC para hacer sonar la alarma. Pero tampoco esa es una tasa utilizada de manera uniforme. En algunos países se establece el límite de 16, y en otros, como Alemania, incluso el de 50 nuevos casos por cada 100.000 habitantes.

¿Llegó la segunda ola a Europa?

Una mirada al mapa de la ECDC indica que el aumento de contagios con el coronavirus no afecta a países completos, sino más bien a regiones delimitadas. Por eso, se estima que no tiene tanto sentido cerrar las fronteras de todo un país. Es más importante detectar focos de infección regionales y aislarlos.

No es fácil decir si Europa ya está ante la segunda ola de la pandemia. Es cierto que la tendencia de contagios va en aumento, según la ECDC. Pero los niveles distan de los de mayo y abril. En ese entonces, las cifras máximas de contagios diarios se elevaban a 35.000. Hoy son cerca de 10.000. El nivel más bajo se registró a fines de junio, con menos de 5.000.

El resto del mundo

En comparación con otras regiones del mundo, Europa no está mal. A nivel mundial, el número de contagios diarios con coronavirus bordea los 200.000. La mayor cantidad se produce en América y Asia. En el área de la UE se registra el cinco por ciento de las infecciones mundiales.

Estas cifras han conducido a que en Alemania se considere "zona de riesgo” a casi todos los países fuera de Europa. Se aconseja con vehemencia no viajar a Estados Unidos, Brasil, India o Sudáfrica. Al regreso de esos países y otros, hay que contar con una cuarentena y, a partir de la próxima semana, con un test obligatorio de coronavirus.

Pero tampoco en este punto hay disposiciones unitarias en la UE. Algunos Estados permiten el ingreso de turistas de países como Canadá, Australia, Uruguay o Tailandia. Otros no. Algunos mantienen sus fronteras completamente cerradas, mientras Portugal permite la entrada de personas procedentes de Brasil y Estados Unidos bajo determinadas condiciones. Y todo parece indicar que la UE todavía está muy lejos de poder unificar sus disposiciones en lo que respecta a las restricciones de entrada durante la pandemia.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda