Coronavirus: ¿cuán efectivas son las vacunas chinas? | Coronavirus | DW | 29.01.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

Coronavirus: ¿cuán efectivas son las vacunas chinas?

Algunos países ya han aprobado algunas de las vacunas fabricadas en China o participan en sus ensayos. Son muchas las preguntas en torno a su efectividad y seguridad.

A fecha de hoy son tres las candidatas que lideran la carrera para desarrollar una vacuna contra el nuevo coronavirus en China. Son las vacunas de las empresas Sinopharm, Sinovac Biotech y CanSino.

Hasta ahora solo se han hecho públicos datos parciales sobre la eficacia de estas vacunas, a partir de sus pruebas en fase 2 y 3. Sinopharm fue la primera de estas empresas en anunciar oficialmente estos datos a finales del año pasado.

La situación también sigue siendo de incertidumbre en relación con la aprobación de las vacunas. Más de de un millón de personas ya han sido vacunadas con la vacuna de Sinopharm, pero como parte de los estudios o por aprobación de emergencia.

Nacionalismo de vacunas, pero al revés

Mientras tanto, los corresponsales en China de la radiotelevisión pública alemana ARD y el diario FAZ, con sede en Fráncfort, informan de una presunta campaña por parte de los medios de comunicación estatales chinos para cuestionar la eficacia y la seguridad de las vacunas aprobadas en países occidentales.

Según una de estas acusaciones, los medios de comunicación occidentales estarían ocultando los peligros de la vacuna de BioNTech-Pfizer. Una conocida presentadora del canal de televisión controlado por el Estado chino se sumó hace unos días a esta teoría.

Paradójicamente, China está adquiriendo vacunas de BioNTech-Pfizer a través de la empresa Fosun Pharma. Hay indicios de que el Gobierno chino está haciendo uso de esta campaña mediática para desviar las críticas sobre la falta de transparencia de sus propios fabricantes de vacunas, posiblemente porque su desarrollo no está dando los resultados esperados.

Los datos sobre las vacunas chinas disponibles hasta ahora tienden a indicar una menor eficacia que las de sus competidores occidentales. Aquíles ofrecemos una panorámica de las diferentes vacunas, dónde están siendo usadas ya y lo que se sabe de su eficacia.

Sinopharm

La vacuna llamada Vero se basa en un virus desactivado. La empresa Sinopharm la desarrolló en colaboración con el Instituto de Virología de Wuhan y el Instituto de Productos Biológicos. Las vacunas de este tipo (también llamadas vacunas desactivadas) llevan siendo probadas durante décadas. Son efectivas, por ejemplo, contra la difteria, la hepatitis B, la polio, la tos ferina o el tétanos.

Los ensayos en fase 3 de Vero se han llevado a cabo en diez países de todo el mundo, entre ellos Perú y Argentina. Una de las razones de esta investigación fuera de la República Popular es que los casos en China cayeron tanto en verano por el estricto confinamiento que era difícil obtener datos significativos.

Ver el video 12:38

Perú se enfrenta a la segunda ola

Hasta ahora, Vero es la única vacuna china cuyo fabricante ha publicado datos oficiales. El 29 de diciembre de 2020, Sinopharm informó de un 79% de eficacia en una evaluación provisional.

Los datos de otros países no dibujan una imagen consistente. En los Emiratos Árabes Unidos, otro de los países donde se ha estado probando, se confirmó una eficacia del 86%.

Las autoridades allí fueron todavía más rápidas a la hora de aprobar la vacuna que las chinas. El permiso de su distribución llegó a principios de diciembre. Serbia también aprobó la vacuna en enero.

Pero la situación es menos prometedora en Perú. Las autoridades peruanas pararon los ensayos clínicos en diciembre luego de que uno de los pacientes sufriera una parálisis en los brazos como resultado de su vacunación.

Sinovac Biotech

Su vacuna, llamada CoronaVac, también esta basada en virus desactivados. Ha sido probada en varios ensayos de fase 3 desde el verano, también en Brasil (que aprobó la vacuna el pasado 19 de enero), Indonesia, Bangladesh y Turquía. El fabricante no ha publicado datos oficiales sobre la eficacia de la vacuna de CoronaVac, pero las evaluaciones sobre los colaboradores brasileños sugieren una eficacia de hasta el 78%. Las autoridades de salud indonesias informan de una eficacia del 65%.

Pese a que eso significa que no es tan efectiva como las vacunas de mRNA aprobadas para su uso en Europa y Estados Unidos, en realidad es mayor que los niveles usuales de las vacunas de la gripe. Algunas de estas solo se sitúan entre el 30 y el 60%.

Ver el video 05:22

Campaña de vacunación en Chile

Países potencialmente interesados como Malasia y Singapur siguen dubitativos. Tailandia planea introducir la vacuna pese a su moderada eficacia. En China, la vacuna ha recibido la aprobación de emergencia.

Sinovac espera incrementar su eficacia prolongando los intervalos entre las dosis. Sin embargo, son necesarios más estudios antes de que esto sea posible. Aumentar el tiempo entre la primera vacunación y la dosis de refuerzo también incrementa el riesgo de que ocurran mutaciones.

CanSino Biologics

La vacuna llamada Ad5-nCoV o Convidecia, que la compañía Cansino Biologics ha desarrollado junto con el Instituto de Biotecnología de Pekín, es una vacuna de vectores virales basada en un adenovirus de tipo 5. En términos de su modo de acción, la vacuna es comparable al de la vacuna británico-sueca desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Los ensayos de fase 3 han empezado en México, Chile, Pakistán y Rusia. También están previstos para Arabia Saudita.

En Canadá, sin embargo, se canceló un ensayo porque China no había distribuido las dosis de la vacuna que había acordado con su socio, el Centro Canadiense de Vacunología de Halifax. Es posible este fracaso esté relacionado con las disputas diplomáticas abiertas entre la República Popular y Canadá. Sin embargo, ninguna de las partes ha hecho declaraciones al respecto.

En China, esta vacuna se ha administrado a personal militar desde junio de 2020. No obstante, el fabricante todavía no ha publicado datos sobre su eficacia.

(eal/ers)

DW recomienda