Corea del Sur detecta primeros casos de cepa británica de COVID-19 | El Mundo | DW | 28.12.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Corea del Sur detecta primeros casos de cepa británica de COVID-19

Las autoridades investigan a todos los pasajeros y tripulación de un vuelo que llegó de Inglaterra con tres sudcoreanos contagiados con la nueva cepa.

Las autoridades de Corea del Sur revelaron el domingo (27.12.2020) la detección de los primeros casos de personas infectadas con la nueva variante del SAR-COV-2 en el país asiático, todas ellas recién llegadas de Reino Unido, donde se identificó por primera esta mutación del virus.

La Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades Infecciosas de Corea (KDCA) detalló que tres surcoreanos de una misma familia que arribaron procedentes de Reino Unido el pasado 22 de diciembre están infectados con la nueva variante.

El KDCA ha explicado que la familia vivía en Londres y que dieron positivo por COVID-19 en el mismo aeropuerto tras aterrizar y fueron puestos en cuarentena médica inmediatamente, por lo que no han tenido contacto con nadie a nivel comunitario.

Desde los comienzos de la pandemia Corea del Sur obliga a todos los pasajeros que llegan al país a realizarse un test PCR y a guardar 14 días de cuarentena, y desde el pasado 23 de diciembre ha cancelado todos los vuelos directos con el Reino Unido para evitar la entrada de la nueva variante.

Investigan caso de anciano fallecido

Por otro lado, las autoridades del país asiático investigan también el caso de un surcoreano de edad avanzada que falleció tras llegar recientemente de Reino Unido y que dio positivo postmortem por si pudo infectarse con la nueva mutación del virus.

De momento, tres familiares de este hombre han dado positivo por COVID-19 y se está analizando también la posibilidad de que estén infectados con esa variante del virus, que se cree que puede ser hasta un 70 % más contagiosa.

Corea del Sur es uno de los países que mejor había controlado hasta ahora la pandemia, con algo más de 800 fallecidos y unos 57.000 casos diagnosticados desde enero.

Sin embargo, desde noviembre el número de nuevos casos diagnosticados se ha ido incrementando hasta rondar actualmente los 1.000 diarios, lo que ha llevado a las autoridades a reforzar las medidas de distanciamiento social, limitando los horarios comerciales y prohibiendo las reuniones de más de cuatro personas.

gs (efe, afp)

Ver el video 02:35

Corea del Sur, víctima de la imprudencia

DW recomienda