Corea del Norte libera a veterano de guerra estadounidense | El Mundo | DW | 07.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Corea del Norte libera a veterano de guerra estadounidense

Merril Newman, de 85 años, fue detenido hace casi dos meses en el país asiático, acusado de "crímenes de guerra". Durante su visita a Seúl, Joe Biden saludó la liberación de su compatriota.

Según su familia, Newman fue detenido en el avión poco antes de su partida de Pyongyang el pasado 26 de octubre. El exveterano de guerra había querido visitar el país en el que había luchado durante la guerra de Corea (1950-1953) con las tropas estadounidenses. El gobierno norcoreano lo acusó de crímenes durante aquel conflicto. Merrill Newman, de 85 años, fue liberado por "razones humanitarias", informó la agencia oficial de noticias KCNA el sábado (7.12.2013). Además,

Newman lamentó sus acciones, agrega la información.

El Departamento de Estado norteamericano saludó la decisión del Gobierno en Pyongyang. Sin embargo, su portavoz, Marie Harf, insistió al mismo tiempo en la liberación del ciudadano estadounidense Kenneth Bae, detenido en el país comunista hace más de un año. Tras su deportación de Corea del Norte, Newman llegó a Pekín, donde fue recibido por trabajadores de la embajada estadounidense, según confirmó en Twitter Marie Harf.

Biden saluda la decisión en Corea del Sur

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, saludó hoy durante una visita a Seúl la puesta en libertad de su compatriota, al tiempo que reiteró sus críticas a Pyongyang por la detención del hombre de 85 años durante más de un mes. "Es una buena noticia que la República Popular deje en libertad a alguien a quien no debería haber detenido desde el principio", dijo Biden en la capital surcoreana, al tiempo que llamó a Corea del Norte a poner en libertad al también estadounidense Kenneth Bae.

Al finalizar su visita de tres días a Corea del Sur, la última parada de una gira por Asia de una semana, que lo llevó también a Tokio y Pekín, se espera que Biden visite aún la frontera intercoreana, rodeada de fuertes medidas de seguridad.

MS (dpa/afp)

Publicidad