Controversia en torno al Pacto Europeo de Estabilidad | Economía | DW | 18.03.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Controversia en torno al Pacto Europeo de Estabilidad

Este año, Alemania no cumplirá por cuarta vez el Pacto Europeo de Estabilidad . Por ello exige su reforma, lo que será debatido por los ministros de Hacienda el domingo. DW-World habló sobre el tema con dos peritos.

default

El Euro: símbolo de una moneda valiosa, puesto en peligro?


Por cuarta vez, Alemania rebasa este año el déficit presupuestario permitido por el pacto de estabilidad de la UE. Después de lograr una interrupción de los procedimientos de sanciones contra el país, el canciller federal alemán, Gerhard Schröder, exige ahora una reforma del pacto. Pide más flexibilidad en cuanto a la aplicación de los criterios de estabilidad.

El Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE tiene como objetivo asegurar presupuestos equilibrados en los países miembros. Así se garantizan la estabilidad y el valor del euro. Hay dos criterios centrales de control:

- el endeudamiento total anual del Estado puede llegar como máximo al 60 por ciento del producto interno bruto (PIB) del país

- el endeudamiento nuevo anual no debe sobrepasar el límite del 3 por ciento del PIB.

Sanciones en caso de trasgresión

En caso de no cumplir con esos criterios, un Estado se obliga a tomar medidas contra el déficit presupuestario. Si no logra un equilibrio presupuestario en un tiempo determinado, la UE sanciona al país. Éste debe depositar dineros en cuentas de la UE, sin intereses. El depósito varía, según el volumen del déficit, entre el 0,2 y el 0,5 por ciento del PIB. Si no logra equilibrar su presupuesto en un lapso de dos años, el país en cuestión tiene que pagar una multa.

El caso de Alemania: consecuencias para la UE

Alemania quiere evitar ahora esas sanciones, justificando su situación con los gastos enormes de la reunificación alemana y la recesión del año 2003. Los ministros de Hacienda europeos fracasaron en una primera negociación para reformar el pacto el 8 de marzo de 2005. El domingo se reunirán nuevamente, para intentar llegar a un acuerdo. Las opiniones de los expertos económicos difieren en lo referente a una eventual reforma del pacto. DW-WORLD habló con los conocidos economistas alemanes Jürgen Donges, de la Universidad de Colonia, y Peter Bofinger, de la Universidad de Wurzburgo.

Una reforma pone en peligro el crecimiento

Prof. Dr. Jürgen B. Donges

Jürgen Donges: sin criterios rigurosos no hay Hacienda publica sana.

Donges advierte de un manejo laxo de los criterios de estabilidad: "con ello aumentaría excesivamente el gasto público financiado con créditos. Y ello llevará inevitablemente a una espiral de deudas. Las consecuencias son dañinas para el crecimiento y perjudican al mercado laboral. Además se endeuda a las generaciones futuras: para pagar los intereses de las deudas contraídas y amortizar los créditos, el Estado debe acceder de alguna forma a ingresos extras, ya sea a través de una mayor recaudación impositiva o mayores aportes a los sistemas de seguridad social. Ello es además una señal equivocada que se da a los nuevos estados miembros de la UE. Estos pueden creer que podrán ser admitidos en la Unión Monetaria también si no cumplen estrictamente con los criterios exigidos, ya que los demás tampoco lo hacen.”

Riesgos del pacto de estabilidad

Peter Bofinger

Peter Bofinger: necesitamos flexibilidad para poder reaccionar a crisis nacionales.

El experto Bofinger, en cambio, ve peligros sobre todo en una política presupuestaria excesivamente restrictiva: "Se ha visto que el pacto de estabilidad es demasiado restrictivo. Ha llevado a que no se haya podido reaccionar adecuadamente a las crisis económicas de los años 2000 y 2001. Ello a su vez desembocó en un retroceso de la economía en la Eurozona. Lo importante es que el 3% se tome como un valor de referencia, como importante orientación, pero no hay que seguirlo como si fuéramos esclavos de él. Hay que adaptar el procedimiento a la situación específica de cada país. De lo contrario, la consecuencia será que los ministros de Hacienda no se atendrán más a las sanciones."

Las partes implicadas probablemente tendrán que llegar a un compromiso en la reunión especial. Cuál será, eso lo sabremos después del domingo. Pero los expertos confían en que todo salga bien: “Yo soy optimista. Hay muchas soluciones sensatas y creo que vamos por buen camino”, dice Bofinger.

  • Fecha 18.03.2005
  • Autor Anne Carolin Büchsenschütz
  • Imprimir Imprimir esta página
  • Enlace permanente https://p.dw.com/p/6O9m
  • Fecha 18.03.2005
  • Autor Anne Carolin Büchsenschütz
  • Imprimir Imprimir esta página
  • Enlace permanente https://p.dw.com/p/6O9m