Continúan los saqueos en Argentina | América Latina | DW | 09.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Continúan los saqueos en Argentina

El jefe del Gabinete argentino dijo que el caos propiciado en varias provincias por las huelgas policiales está siendo instigado para desestabilizar al Gobierno un día antes del 30º aniversario de la democracia.

Crece la tensión en Argentina por los saqueos que se producen en el marco de las huelgas policiales. Mientras los agentes del orden claman por mejoras salariales en varias provincia, el caos parece apoderarse de las calles, generando pérdidas económicas, materiales y humanas. El gobernador de la provincia de Entre Ríos, Sergio Urribarri, confirmó este lunes (9.12.2013) que una persona había perdido la vida y otras veinticinco había resultado heridas durante los intentos de asalto.

Un hombre murió electrocutado al entrar a una tienda de aparatos electrodomésticos en la ciudad de Concordia. El jefe de Gabinete nacional, Jorge Capitanich, dijo estar "consternado" por estas "acciones deliberadas que pretenden generar zozobra en la sociedad". El jefe de los ministros sugirió que los sucesos están siendo instigados para catalizar reacciones por parte del Estado que luego permitan caricaturizar al actual Gobierno argentino como una dictadura que genera “muertos y desaparecidos".

La ola de disturbios comenzó la semana pasada en la provincia de Córdoba.

La ola de disturbios comenzó la semana pasada en la provincia de Córdoba.

¿Un complot contra el Gobierno?

Capitanich advirtió que los hechos recientes no son fortuitos: esto “no se advertía en treinta años de democracia”. Este 9 de diciembre, un día antes de que se cumplan tres décadas ininterrumpidas de democracia en Argentina, se registraron saqueos o intentos de asaltos a comercios en las ciudades de Mar del Plata (Buenos Aires) y Resistencia (Chaco). Muchos de los bancos y comercios de la provincia de Santa Fe no abrieron sus puertas. Medio millar de policías protestó frente a la casa de Gobierno provincial.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, cuestionó la huelga policial en su distrito y la describió como una "extorsión" que pone en riesgo el "funcionamiento de las instituciones”. Mientras tanto, los policías de Río Negro –que se mantuvieron movilizados durante dos días– alcanzaron un acuerdo de aumento salarial con el gobierno provincial, con lo cual se normalizó la situación en ese entidad. Días atrás también hubo protestas en las provincias de Catamarca, La Rioja y Neuquén, entre otras.

Concordia sólo recuperó la calma cuando intervinieron efectivos dela Prefectura Naval y la Gendarmería; la policía de Entre Ríos se mantuvo encuartelada mientras se perpetraban los saqueos. La ola de disturbios comenzó la semana pasada en la provincia de Córdoba, donde una persona murió y más de 200 sufrieron heridas durante los saqueos. En la ciudad de Córdoba, más de mil comercios fueron asaltados hasta que se llegó un acuerdo de alza salarial para los agentes policiales.

ERC ( dpa / AFP )

DW recomienda