Constitución Europea: Malta la ratifica, Luxemburgo vota | Europa | DW | 07.07.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Constitución Europea: Malta la ratifica, Luxemburgo vota

La Constitución Europea, a pesar de todo, sigue viva. Malta es el décimo tercer país en ratificar la Carta Magna de la UE. Este domingo 10 de julio le sigue Luxemburgo, en donde se desarrolla un referendo.

Puerto de Marsaxlokk en la isla mediterránea de Malta.

Puerto de Marsaxlokk en la isla mediterránea de Malta.


Por lo pronto, en Valletta, el parlamento maltés votó "unánimemente" a favor de la Constitución Europea. El voto de Malta -de 400.000 habitantes- adquiere especial significado tras los resultados negativos de sendos referendos en Francia y Holanda y el aplazamiento de otros. Para que la Constitución Europea entre en vigencia, tiene que ser aprobada por todos y cada uno de los 25 países miembros de la Unión.

Constitución: un "importante instrumento"

"Malta considera el Tratado Constitucional como un importante instrumento para la realización eficiente de la ampliación en un mundo en el que la competencia es, cada vez, más fuerte", expresó el primer ministro maltés Lawrence Gonzi.

Malta es uno de los nuevos miembros que ingresó a la Unión Europea en mayo de 2004. Luxemburgo, por su parte, es uno de los 6 Estados cofundadores de la antes llamada "Comunidad Europea".

"So jo, dis oui, sag ja", іDecíd si!

Pero en el ducado luxemburgués las cosas aún no están claras. Su primer ministro, Jean-Claude Juncker, lucha desesperadamente por lograr un voto positivo de la Constitución.

Tour de France

Los luxemburgueses también siguen el Tour de France.

El pueblo de Luxemburgo es el primero que expresa su opinión a través de referendo después de los realizados en Francia y los Países Bajos. El mismo parlamento luxemburgués aprobó ya la Carta Magna con una inmensa mayoría del 90% la semana pasada. La única fracción que votó en contra fue la del Comité de Acción Democracia, de la "derecha populista".

Temores: desempleo y Turquía

Aunque en Luxemburgo la mayoría de los parlamentarios votó a favor de la Constitución, todos los ciudadanos no parecen estarlo. Las últimas encuestas arrojan un inestable favoritismo del 55%, con tendencia a la baja. El fracaso de la pasada cumbre de la UE en Bruselas, dirigida por Juncker, en calidad de presidente de la Comisión Europea, es considerado por algunos observadores como una "mala señal".

Lo que más temen los ciudadanos de Luxemburgo de la ampliación de la UE es, prácticamente, lo mismo de los demás europeos occidentales: ser relegados en su plaza de trabajo por trabajadores "baratos" del Este europeo y el ingreso de Turquía. La aprobación o rechazo de la Carta Europea es tenida además como un voto a favor o en contra del mismo Juncker que ha amenazado con su renuncia si el voto no resulta a favor.

UE: cuando todos ponen, todos ganan

Luxemburgo, con sus 440.000 habitantes es uno de los más pequeños países de la Unión. El ingreso per cápita de los luxemburgueses de 52.180 dobla al de los alemanes. Su exitosa historia económica de país pobre hasta convertirse en el más rico de la UE demuestra, como ya lo han hecho España, Portugal e Irlanda que la Unión Europea sí vale pena, no sólo para sus miembros.

DW recomienda