Conservadores y socialdemócratas: encuentros y desencuentros | Política | DW | 27.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Conservadores y socialdemócratas: encuentros y desencuentros

Conservadores y socialdemócratas gobernaron juntos en armonía durante cuatro años. Pero una reedición de la “gran coalición” no es un sobreentendido. La razón: el retorno de los socialdemócratas a los temas sociales.

Bundestagswahl | Elefantenrunde Schulz und Merkel (imago/photothek/T. Imo)

Angela Merkel (CDU/CSU) y Martin Schulz (SPD) se saludan en una ronda de TV luego de conocido el resultado de las elecciones para el Bundestag 2017.

Este jueves (30.11.2017) a las 20 horas, Angela Merkel, la canciller federal en funciones y jefa de la Unión Cristianodemócrata (CDU), se reunirá con los jefes de la Unión Socialcristiana (CSU, partido hermano de la CDU) y Martin Schulz, jefe del Partido Socialdemócrata (SPD) en la sede de Frank-Walter Steinmeier, el presidente federal alemán.

Steinmeier no quiere nuevas elecciones y espera que CDU/CSU y SPD logren formar una nueva "gran coalición” de gobierno, "por el bien del país”. Sería la segunda "gran coalición” consecutiva y la tercera desde 2005. 

Básicamente, conservadores y socialdemócratas cooperaron entre sí relativamente bien en el pasado. Pero la "gran coalición” no le trajo más apoyo al SPD. Al contrario: con solo un 20,5 por ciento de los votos en las elecciones de septiembre pasado para el Bundestag obtuvo su peor resultado en la historia de la República Federal de Alemania.  Martin Schulz, su jefe, anunció la misma noche de las elecciones que su partido pasaría a la oposición.

Después de las elecciones, los socialdemócratas repitieron luego enfáticamente varias veces que excluían la formación de una nueva "gran coalición”, también después de fracasadas las conversaciones entre conservadores, liberales y verdes para intentar formar Gobierno.

Más información:

Merkel urge a formar Gobierno, debido a expectativas de UE

Schulz consultará a bases del SPD si quieren reeditar coalición con Merkel

Una amarga píldora

Esa dura postura del SPD puede serle ahora beneficiosa: una reedición de la "gran coalición” podría costarle cara a los conservadores, ya que los socialdemócratas accederían solo en caso de poder imponer algunas de sus exigencias centrales, particularmente en el área de la política social: mayores subsidios familiares, aumento de las jubilaciones menores, mayores impuestos para los altos ingresos, aumento del impuesto a las herencias, igual paga para hombres y mujeres, prohibición de los contratos temporales sin razón fundada y mayores esfuerzos en la integración de los refugiados.

Las exigencias socialdemócratas podrían poner a los conservadores ante una dura prueba. Si bien CDU/CSU también quieren mejorar las prestaciones sociales, no tanto como el SPD. Para los conservadores, las exigencias socialdemócratas pueden transformarse en una amarga píldora.

Las líneas convergentes

No obstante, ambas formaciones tienen también intersecciones temáticas. Un vasto consenso reina entre ambas en la política europea y exterior, así como en cuanto a las misiones de la Bundeswehr en otros países con mandato de la ONU. Las divergencias son menores también en relación con el tema de la inmigración y los refugiados,

No puede decirse aún que la reedición de la "gran coalición” sea cosa hecha, pero mucho indica que tampoco puede descartarse. Por otra parte, la "gran coalición” ya no sería tan grande como en el pasado. Las elecciones para el Bundestag de este año tuvieron como resultado una fragmentación relativamente grande de la política en Alemania: de los 709 diputados, 399 pertenecerían a la "gran coalición”, 310 a la oposición.

De cualquier manera, las opciones a la "gran coalición” son hoy pocas. La primera sería un gobierno de minoría conservadora, lo que dificultaría enormemente llevar adelante una política clara, estable y previsible, algo que Alemania y Europa necesitan imperiosamente La segunda, nuevas elecciones, que el presidente alemán quiere impedir a toda costa.

DW recomienda

Publicidad