Consejo de Seguridad de la ONU pide cese al fuego en Libia | El Mundo | DW | 06.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Consejo de Seguridad de la ONU pide cese al fuego en Libia

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pidió un cese al fuego urgente en Libia, donde alrededor de mil personas murieron en tres meses de combates entre fuerzas rivales.

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó este viernes (06.07.2019) el ataque perpetrado esta semana contra un centro de detención de migrantes en Trípoli, la capital de Libia, que ha dejado más de medio centenar de muertos. Asimismo pidió un alto el fuego entre las partes.

"Los miembros del Consejo de Seguridad destacan la necesidad de que todas las partes reduzcan urgentemente la intensidad de la situación y se comprometan a un cese al fuego", afirma un comunicado negociado desde el miércoles, un día después de la masacre de migrantes cerca de la capital libia.

El bombardeo, supuestamente perpetrado por las tropas del mariscal opositor Jalifa Hafter, ocurrió durante la noche del martes (02.07.2019) en el centro de detención de la localidad de Tajura, en el que había 600 migrantes y refugiados, y según esta nota son 56 los muertos y 130 los heridos.

Contexto

Dos bandos luchan por el control de Libia: uno encabezado por el presidente y primer ministro Fayez al Serraj que controla Trípoli y algunas zonas del oeste, y otro por el mariscal Hafter, que domina el resto del país y casi todos los recursos petroleros.

Los combates en el terreno y los ataques aéreos en la batalla de Trípoli obligaron según la ONU a más de 100.000 personas a huir, en un país afectado desde 2011 por luchas de poder.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 1.000 personas murieron y más de 5.000 resultaron heridas por actos de violencia cerca de Trípoli. La OMS no precisó el número exacto de víctimas civiles y militares.

Cuestión política

El Consejo de Seguridad resaltó que la paz y la estabilidad deben basarse en una "solución política".

Asimismo, los miembros se mostraron "profundamente preocupados por el empeoramiento de la situación humanitaria", especialmente en los centros de detención bajo responsabilidad del Gobierno libio, y pidieron acceso para las agencias de ayuda.

La alta comisionada de la organización para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, indicó entonces que el ataque podría constituir un crimen de guerra.       

Beneficiándose de las divisiones internacionales sobre el caso libio, ambos campos rivales siguen convencidos de poder ganar gracias a su apoyos: el GNA tiene el apoyo de Turquía y el mariscal Haftar el de Emiratos Árabes Unidos y Egipto. Y según los expertos, Haftar está apoyado ahora por Estados Unidos.

dg (efe, afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 

DW recomienda