Consecuencias de las elecciones en Baviera | Alemania | DW | 15.10.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Consecuencias de las elecciones en Baviera

Lo más importante sobre las elecciones legislativas regionales de Baviera: ¿Qué ha cambiado? ¿Quiénes son los ganadores y los perdedores? ¿Qué consecuencias podrían tener para Alemania?

Responsable del resultado electoral en Baviera: presidente del partido, Horst Seehofer (izq.) y ministro presidente de Baviera, Markus Söder. (picture-alliance/dpa/M. Kappeler)

Responsable del resultado electoral en Baviera: presidente del partido, Horst Seehofer (izq.) y ministro presidente de Baviera, Markus Söder.

 1. La CSU pierde su excepcionalidad

La Unión Cristianosocial (CSU), el partido regional que representa a la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Angela Merkel en Baviera, ha perdido su mayoría absoluta en el parlamento de ese estado federado en Múnich. Y, aunque su caída no fue tan estrepitosa como habían predicho las encuestas, los socialcristianos necesitan ahora un socio de coalición para gobernar. Se ha terminado su dominio absoluto de la política bávara de las últimas décadas.

2. Posible coalición de conservadores en Baviera

Probablemente, se formará ahora una coalición "negro-negra" entre la CSU y los Electores Libres (Freie Wähler, FW) –una asociación regional de votantes conservadores, políticamente muy cercana a la CSU. Una coalición de CSU y FW no tendría que superar grandes diferencias de contenido y podría funcionar bien. Además, este escenario tiene otra ventaja para la CSU. A nivel federal, la CSU es parte de una comunidad de coalición junto a la CDU de Merkel; pero, como el FW no tiene representación allí, la CSU necesitaría mostrar comparativamente menos consideración con su socio de coalición bávara a nivel nacional.

3. AfD fuerte, pero bajo su promedio federal

Aunque por escaso margen, el partido populista de derecha AfD ha alcanzado los dos dígitos, pero se mantuvo por debajo de su objetivo electoral en Baviera. Sus resultados en los sondeos a nivel nacional son más altos. Oficialmente, el AfD asegura que su resultado es consecuencia de la competencia de FW. Extraoficialmente, se dice que el pobre estado interno de la representación regional del partido es en parte culpable. El AfD de Baviera, dividido internamente, no pudo ponerse de acuerdo sobre un candidato cabeza de lista. Como sea, con su entrada al parlamento bávaro, este partido está ahora representado, en 15 de 16 parlamentos regionales alemanes. En dos semanas, habrá elecciones en el estado federado de Hesse. Después, el AfD estará sentado, muy probablemente, en los parlamentos de todos los estados federados alemanes.

4. Verdes en camino a convertirse en un nuevo "partido popular”

Matemáticamente, sería posible una coalición con Los Verdes, que duplicaron sus anteriores resultados electorales. El partido ha recibido muchos votantes de los partidos populares tradicionales en Baviera: de la CSU y de los socialdemócratas del SPD. En muchas ciudades, se han convertido entretanto en la formación política de mayor fuerza. Los Verdes se están conviertiendo en Baviera, como en muchos otros estados del oeste, en una nueva voz fuerte de centro y, con ello, en competencia para la CSU y el SPD. Matemáticamente, una coalición entre CSU y Verdes tendría, además, mayoría. Sin embargo, en materia de contenidos, sobre todo en las bases, ambas formaciones siguen perteneciendo a mundos diferentes.

Ingografik Landtagswahl Bayern 2018 Finale Zahlen ES

5. CSU, líder bajo presión

La CSU está tratando de evitar una discusión sobre personal tras esta debacle electoral. El ministro presidente de Baviera, el socialcristiano Markus Söder, lleva solo medio año en el cargo. Horst Seehofer, presidente del partido y Ministro del Interior en el gabinete de Merkel, debería fungir como presidente electo del partido hasta finales de 2019. Ambos, Söder y Seehofer, quieren continuar. Sin embargo, hace tiempo que Söder está interesado en el puesto de Seehofer. Y está por ver aún si las voces que exigen consecuencias personales por esta derrota electoral llegarán a ser más fuertes en las bases que en la cúpula del partido.

6. No es un buen resultado para Angela Merkel

La posición de la canciller Angela Merkel, debilitada de todos modos dentro de su partido, ha empeorado también otro poco. Está por ver cuánto. El factor decisivo será en este caso, cuánto culparán a Berlín los perdedores, y si estallará o no una discusión sobre personal en la CSU.

7. Perspectivas sombrías para los socialdemócratas

Para los socialdemócratas, la elección es también una gran derrota. Aunque el SPD nunca ha sido particularmente fuerte en la conservadora Baviera, este resultado de un solo dígito sí es histórico. El grupo parlamentario de los socialdemócratas bávaros es ahora apenas la quinta fuerza regional.

8. ¿Nuevas elecciones federales?

En la discusión sobre las razones de sus derrotas electorales, la CSU y el SPD culpan al mal desempeño del Gobierno federal. Las disputas a nivel nacional  sobre la política de refugiados y la seguridad interna han sido contraproducentes, dicen. Así que, según aseguraron todos (incluso la CDU) justo después de las elecciones, la coalición gobernante en Berlín tendrá que funcionar mejor. Sobre todo, la líder del SPD, Andrea Nahles, exige cambios y fantasea incluso con el colapso de la coalición en Berlín, que daría lugar a nuevas elecciones. Especialmente el ala izquierda del SPD, que rechazó desde el principio la coalición con la CDU/CSU, ejerce presión. Pero el SPD tiene valores aún peores a nivel nacional que en las últimas elecciones federales. Esto hace que una nueva elección no sea muy atractiva para el SPD.

9. Liberales del FDP hacia la consolidación

Los liberales del FDP llegaron apretados al Parlamento de Baviera y, ahora, están representados nuevamente en diez parlamentos regionales. El FDP fue ya una vez socio de coalición de la CSU. Incluso ahora, ambos partidos podrían intentar armar una coalición, pero no tienen que hacerlo, pues una coalición de CSU y FW bastaría para tener mayoría.

10. Partidos populares tradicionales bajo presión

El resultado de las elecciones confirma una tendencia: como en otros países europeos, los partidos populares tradicionales están perdiendo arraigo en Alemania. En cambio, formaciones de los extremos del espectro político, como el AfD,  pero también "nuevos” partidos de centro, como los Verdes, ganan adeptos.

Kay-Alexander Scholz (rml/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad