Congreso de El Salvador, afín a Bukele, destituye a jueces de la Corte Suprema | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 02.05.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Congreso de El Salvador, afín a Bukele, destituye a jueces de la Corte Suprema

Es la primera acción tomada por la nueva Asamblea Legislativa a solo horas de haber tomado posesión, la cual fue sometida a votación con dispensa de trámite.

La Asamblea Legislativa de El Salvador, de mayoría oficialista, destituyó este sábado (01.05.2021) a los magistrados propietarios y suplentes de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por supuestamente cometer "fraude a la constitución" y violar la separación de poderes.

La primera vicepresidenta de la Asamblea Legislativa de El Salvador, Suecy Callejas, más temprano pidió la destitución de los magistrados propietarios y suplentes de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

La iniciativa  fue admitida para su votación con dispensa de trámite con 64 votos de los 84 diputados de la Asamblea Legislativa, todos del oficialismo.

Los partidos que votaron preliminarmente para admitir la iniciativa son los de Nuevas Ideas (NI), Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), Partido Demócrata Cristiano (PDC) y Partido de Concertación Nacional (PCN). 

Esta es la primera acción tomada por la nueva Asamblea Legislativa a solo horas de haber tomado posesión.

Los magistrados que pretenden destituir son el presidente de la Sala de lo Constitucional y de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Jose Armando Pineda, y los magistrados propietarios Aldo Enrique Cáder, Carlos Sergio Avilés, Carlos Ernesto Sánchez y Marina de Jesús Marenco.

Bukele acusa a jueces

La iniciativa también incluye a los magistrados suplentes de esa sala.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, acusó en más de una ocasión a los jueces constitucionales de retirarle facultades para atender la pandemia de COVID-19. 

El 9 de agosto de 2020, el presidente salvadoreño dijo en una cadena nacional de medios de comunicación que, "si fuera de verdad un dictador", hubiese fusilado a los magistrados constitucionales de la Corte Suprema por declarar inconstitucionales los decretos emitidos en el marco del confinamiento por la pandemia del coronavirus.

"Los hubiera fusilado a todos o algo así, si fuera de verdad un dictador. Salvar mil vidas a cambio de cinco", dijo en referencia a los cinco jueces de la Sala de lo Constitucional.

Al respecto, el director para las Américas de la organización Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, acusó al presidente salvadoreño, Nayib Bukele, de intentar "concentrar el poder", después de que la Asamblea Legislativa admitiera esa iniciativa.

"En su primer día con mayoría, los partidarios de Bukele en la Asamblea Nacional (Legislativa) de El Salvador solicitan la destitución de todos los magistrados de la Sala Constitucional", publicó Vivanco en Twitter y añadió que "Bukele ataca el estado de derecho y busca concentrar todo el poder en sus manos".

Minutos después de la destitución, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador declaró inconstitucional la decisión de la Asamblea Legislativa.

Los magistrados señalaron que la medida "viola la forma de gobierno republicana, democrática y representativa y el sistema político pluralista" establecido en el artículo 85 de la Constitución.

"Esto se debe a que, con una marcada intención de suprimir los controles efectivos hacia el Órgano Ejecutivo y Legislativo, incide negativamente en el control del ejercicio del poder que efectúa esta sala", señalaron los magistrados en un fallo dado a conocer poco tiempo después de que se votó su destitución.

Señalaron que la labor de control es necesario "para la defensa y garantía del elemento sustancial de una democracia" y "para asegurar una democracia representativa compatible con la Constitución".

Añadieron que "es una destitución que no está precedida por las garantías procesales necesarias para asegurarla".

EE.UU. reacciona

Estados Unidos supeditó  la posibilidad de una "relación fuerte" con El Salvador a que el Gobierno de ese país apoye la separación de poderes y sostenga las normas democráticas.

Así lo dio a conocer en su cuenta de Twitter la subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental, Julie Chung, quien aseguró que desde Washington ven "con preocupación la propuesta de algunos miembros de la Asamblea Legislativa de destituir a los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de El Salvador".

"Un órgano judicial independiente es el cimiento de toda democracia; ninguna democracia puede sobrevivir sin eso", complementó la funcionaria.

El nuevo Poder Legislativo de El Salvador casi a la medianoche presentó otra propuesta para destituir también al fiscal general, Raúl Melara, por supuestamente tener vínculos con un partido opositor.

La iniciativa, que no se encontraba en agenda y no fue discutida por ninguna comisión, fue admitida con dispensa de trámite con los votos de los oficialista Nuevas Ideas (NI), Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), Partido Demócrata Cristiano (PDC) y Partido de Concertación Nacional (PCN).

La iniciativa estaría motivada por un supuesto vinculo con la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena) que "pone en tela de juicio su objetividad, independencia e imparcialidad".

Melara fue juramentado como fiscal general en enero de 2019 para un período de tres años con la opción de buscar la reelección.

El fiscal general negó al iniciar su gestión tener dichos vínculos con Arena y aseguró que solo era amigo un excandidato a la Presidencia de ese partido.

"No tengo ninguna vinculación ni de tipo material ni de tipo formal con ningún partido político" y "niego que haya existido una donación directa a Arena", dijo a periodistas.

mg (efe, El Diario de Hoy)

DW recomienda