Congreso de EE.UU. anula veto de Obama sobre ley del 11S | El Mundo | DW | 28.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Congreso de EE.UU. anula veto de Obama sobre ley del 11S

La anulación significa un revés para la administración de Obama y permitirá que las víctimas de los ataques del 11 de septiembre demanden al gobierno de Arabia Saudí por su presunta colaboración en los atentados.

USA Senat verhindert erstmals Veto von Obama (picture-allaince/dpa/S. Thew)

Miembros del Senado estadounidense se pronuncian ante la prensa sobre el voto de anulación

El congreso de EE.UU. invalidó este miércoles (28.09.2016) el veto del presidente Barack Obama sobre la ley que permite a los familiares de fallecidos del 11 de septiembre (11-S) demandar al Gobierno de Arabia Saudí en tribunales estadounidenses por su supuesto papel en los atentados. A raíz de la invalidación del veto, la ley entrará en vigor de manera inmediata.

Los aliados de la ley consideran que existen pruebas de la implicación de altos funcionarios saudíes en la red de financiación de los atentados del 11-S, en los que murieron cerca de 3.000 personas, y que las víctimas tienen derecho a demandar colectivamente a ese Estado.

Con 97 votos a favor y 1 en contra, el Senado (Cámara Alta) lideró el rechazo a la opinión de Obama y, horas después, le siguió la Cámara de Representantes (Cámara Baja) con más de los requeridos dos tercios de votos. La votación unida del Congreso representa la primera vez en ocho años de presidencia de Obama que el Congreso invalida uno de sus vetos presidenciales.

El viernes pasado Obama vetó la legislación, conocida como "Ley de Justicia contra Promotores del Terrorismo", argumentando que esta priva a Gobiernos extranjeros de inmunidades consagradas por la ley y daña las relaciones diplomáticas y la seguridad de trabajadores y tropas que se encuentran en Arabia Saudí, país que es un socio y no es considerado como promotor del terrorismo a nivel estatal. La Casa Blanca también teme que esto abra la puerta para que se pueda demandar al Gobierno estadounidense o a sus funcionarios en tribunales de otros países.

El Gobierno saudí niega estar vinculado con los responsables de los ataques del 11S y había ejercido una enorme presión en Washington en contra de la ley.

JCG (EFE, Reuters)


 

DW recomienda

ADVERTISEMENT