Conflicto desborda las fronteras de Mali | El Mundo | DW | 17.01.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Conflicto desborda las fronteras de Mali

La misión francesa en Mali ya provocó consecuencias en los países vecinos. El conflicto que afecta al país, que intenta librarse de los islamistas, no es a corto plazo, opina experta, y Mali necesita apoyo internacional.

El mensaje del secuestro masivo perpetrado por la organización “Al Qaeda en el Magreb” en Argelia es claro. Los terroristas, que exigen "el fin de la agresión a Mali", quieren demostrar su fuerza más allá de las fronteras, y su capacidad de atacar a quien sea, en Mali o en cualquier otro lugar del mundo. Argelia permitió a la Fuerza Aérea francesa usar su espacio aéreo para la misión en Mali, y es evidente que esa decisión del Gobierno argelino provocó la ira de los islamistas, que secuestraron a empleados de una planta de gas de ese país. El ministro del Interior de Argelia, Dahou Ould Kablia, dijo no estar dispuesto a entrar en tratativas: “Para los terroristas no cabe otra posibilidad que negociar la liberación de los rehenes. Si no cambian de opinión, los sucesos podrían tomar otro cariz”, aseguró.

Batallas en tierra

Tropas francesas camino a Ségou, Mali. (16.1.2013).

Tropas francesas camino a Ségou, Mali. (16.1.2013).

Está claro que lo que está pasando refleja la dimensión del conflicto con los islamistas radicales, que no solo afecta a Mali, sino también a toda una región escasamente poblada que se extiende desde Mauritania hasta Libia. Una región que, hasta ahora, era zona de repliegue de los terroristas. El presidente interino de Mali, Dioncounda Traoré, quiere que eso cambie, y para eso cuenta con la ayuda de Francia.

El miércoles recibió a los soldados franceses en el aeropuerto de Bamako con estas palabras: “Quisiera transmitirles a ustedes el agradecimiento de todo el pueblo de Mali. Estamos seguros de que sin esta decisiva intervención hubiera sido muy difícil resolver el problema. Estoy seguro de que nuestros soldados vencerán al terrorismo internacional. ¡Ganaremos esta batalla!”. Una batalla que ya no consiste únicamente en ataques aéreos. Entretanto, tropas francesas iniciaron su despliegue terrestre para rodear y liberar a la localidad de Diabali y, según fuentes del Ejército malí, libraron duros combates con alrededor de 1.000 islamistas.

“Hay que estabilizar a Mali”

Alemania enviará aviones de transporte de soldados Transall a Mali.

Alemania enviará aviones de transporte de soldados Transall a Mali.

La situación en Diabali aún no es del todo clara, y no es fácil verificar la ya escasa información que proviene del frente de batalla. Maliki Ibrahim, un abogado que vive en Bamako, dijo a la televisión francesa lo que le contó su familia, en una aldea cercana a Timbuctú: “La gente ya respira un ambiente de libertad, sin preocupaciones. Los jóvenes salieron ayer a la puerta y pudieron fumar. Dos días atrás los hubieran linchado por eso”.

Pero el norte todavía no está liberado, y aún se espera la ayuda de los soldados de la CEDEAO (Comunidad Económica de Estados de África Occidental). El primer contingente de tropas debería haber llegado a Bamako a comienzos de esta semana. Alemania también quiere colaborar con el transporte de soldados a Mali con aviones Transall. Annette Lohmann, de la Fundación Friedrich Ebert en Bamako, teme que esta sea una larga guerra al final de la cual tampoco se hayan podido resolver los problemas que aquejan a Mali. Al respecto, la experta señaló a DW que “además de la reconquista del norte, el Ejército de Mali debe poder ser entrenado para estabilizar esa región a largo plazo. Para eso necesita apoyo internacional de manera urgente. Y, más allá de eso, se deben tematizar las perspectivas de desarrollo político, económico y social para el norte de Mali, para poder estabilizar así no solo al norte, sino a todo el país”.

Autor: Marc Dugge (ARD)/ Cristina Papaleo

Editora: Emilia Rojas-Sasse

DW recomienda