Confirman que extremistas asesinaron a siete rehenes | Europa | DW | 10.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Confirman que extremistas asesinaron a siete rehenes

Entre las víctimas hay dos libaneses, dos sirios y tres europeos que trabajaban en Nigeria. Gobiernos europeos dan por ciertas las noticias del crimen.

La prensa nigeriana se hace eco de la noticia.

La prensa nigeriana se hace eco de la noticia.

Los siete ciudadanos extranjeros que fueron secuestrados en Nigeria el pasado 17 de febrero fueron asesinados. Así lo informó el sábado (09.03.2013) el grupo extremista islámico Ansaru y lo confirmaron este domingo (10.03.2013) primero el Gobierno de Italia y posteriormente los de Reino Unido y Grecia.

El ministro de Relaciones Exteriores italiano aseguró mediante un comunicado que las noticias conocidas sobre la muerte de los rehenes, todos trabajadores de una constructora ubicada en Jamare, Estado nigeriano de Bauci, “son fundadas”. Si bien no se conoce la identidad de las víctimas, sí se sabe que se trataba de un británico, un italiano, un griego, dos sirios y dos libaneses.

En tanto, el ministerio griego de Exteriores informó a la familia de su ciudadano que éste había fallecido, al tiempo que William Hague, encargado de la Foreign Office británica, declaró a la prensa que el trabajador británico “ha sido con toda probabilidad asesinado”.

“Atroz acto de terrorismo”

El sábado, los islamistas nigerianos de Ansaru –cuyo nombre completo en español es “vanguardia para la protección de los musulmanes en el África negra– informó que había asesinado a sus rehenes aduciendo que un presunto operativo de rescate llevado a cabo por Reino Unido y Nigeria “provocó la muerte de los extranjeros cristianos”.

El grupo publicó un comunicado en árabe e inglés donde imágenes de video aparentemente mostraban los cadáveres de los secuestrados. “Nosotros advertimos que no debía haber ningún intento por parte de las fuerzas para rescatarlos, ya que pondrían sus vidas en peligro”, detallaba el comunicado.

El ministerio de Relaciones Exteriores italiano rechazó ese extremo y negó cualquier intento de rescate, ya que para los gobiernos directamente afectados la seguridad de sus ciudadanos “es una prioridad absoluta”. Asimismo, las autoridades italianas calificaron el crimen como un “atroz acto de terrorismo”.

DZC (Reuters, El País)

DW recomienda

Publicidad