Conferencia en París: “El futuro de Libia debe estar en manos libias” | Política | DW | 01.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Conferencia en París: “El futuro de Libia debe estar en manos libias”

Mientras ex líder libio, Muammar Gadafi volvió a llamar a sus seguidores a "una larga guerra" –en un audio difundido por varias televisoras árabes–, 60 países debatieron en París sobre el futuro de Libia post Gadafi.

French President Nicolas Sarkozy, center, gestures during the group photo at the Elysee Palace in Paris, Thursday, Sept.1, 2011. Heads of state and top officials gather in Paris to work out how to support Libya's opposition leaders after Gadhafi's fall from power. From left first row are: U.N secretary general Ban Ki-Moon, Jordan King Abdullah II, Libyan National Transitional Council chairman Mustafa Abdel Jalil, Libyan Transitional National Council Prime Minister Mahmoud Jibril, French President Nicolas Sarkozy, Britain's Prime Minister David Cameron, Qatar's Sheick Hamad bin Khalifa al Thani, unidentifed Qatari official, and German Chancellor Angela Markel. (Foto:Michel Euler/AP/dapd)

“Amigos de Libia” se tituló la conferencia internacional.

Esta conferencia internacional tuvo lugar justo el día en que el derrocado líder libio, Muammar Gadafi, habría celebrado nuevamente su ascenso al poder en 1969, tras conducir el derrocamiento de la monarquía. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro británico, David Cameron fueron los anfitriones del encuentro. “La OTAN prestó su servicio a Libia bajo la conducción de Francia y Gran Bretaña”, enfatizó Sarkozy, mientras una gran valla con su foto ondeaba en las calles del bastión rebelde, Bengasi. “Gracias Francia”, rezaba el letrero en inglés mostrado por varias televisoras.
 
Como “Amigos de Libia” se presentaron en París, entre otros, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, así como el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, la canciller alemana, Ángela Merkel, el rey jordano Abdullah II, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, representantes de la OTAN, la Liga Árabe, la Unión Africana y la Conferencia Islámica. También Rusia, China y Argelia, que criticaron desde el comienzo la misión militar internacional en Libia, enviaron sus representantes. Entre los ausentes se contó Arabia Saudí, comentó la televisora francesa France24.
 
El Consejo Nacional de Transición  (CNT) libio –representado por su presidente, Mustafa Mohammed Yalil, y su primer ministro, Mahmud Yibril– aprovechó la plataforma para informar sobre sus planes para el futuro inmediato del país y sobre la ayuda que necesitan tras varios meses de conflicto. El CNT prevé una nueva Constitución, elecciones en un plazo de 18 meses y fórmulas para evitar represalias. La reconstrucción de Libia será financiada en parte con los fondos de empresas estatales libias, congelados por la comunidad internacional tras la violenta represión de las protestas por el Gobierno de Gadafi.
 
French President Nicolas Sarkozy, left, welcomes Libyan National Transitional Council chairman Mustafa Abdel Jalil, center, and Libyan Transitional National Council Prime Minister Mahmoud Jibril at the Elysee Palace in Paris, Thursday, Sept.1, 2011. Heads of state and top officials gather in Paris to work out how to support Libya's opposition leaders after Gadhafi's fall from power. (Foto:Jacques Brinon/AP/dapd)

Presidente francés, Nicolas Sarkozy (i), con el presidente del Consejo Nacional de Transición (CNT) libio, Mustafa Mohammed Yalil, y su primer ministro, Mahmud Yibril.

 
Europa ofrece ayuda técnica y espera oportunidades de inversión
 
Previo a la conferencia de París, la Unión Europea (UE) había levantado parcialmente sus sanciones contra Libia. Estados Unidos y Gran Bretaña obtuvieron permiso de la ONU para descongelar 1.500 millones de dólares en activos libios cada uno. Francia recibió asimismo aprobación para liberar 2.160 millones, de un total de más 8.000 millones de dólares congelados, informó la agencia británica de noticias Reuters. El primer ministro holandés, Mark Rutte, anunció la liberación de 2.000 millones de dólares. Holanda ofrecerá además apoyo a Libia en la búsqueda de minas y bombas, agregó Rutte.
 
German Chancellor Angela Merkel waves as she arrives at the Elysee Palace in Paris, Thursday, Sept.1, 2011. Heads of state and top officials gather in Paris to work out how to support Libya's opposition leaders after Gadhafi's fall from power. (Foto:Michel Euler/AP/dapd)

Angela Merkel ofreció "ayuda técnica" a Libia .

Pero, tal y como previeron varios mandatarios, los fondos liberados son libios, así que ésta no fue una conferencia de donantes, sino una con un valor “simbólico”, de apoyo al Gobierno interino, comentó la enviada especial de la televisora pública germana, ARD. Libia –un país con grandes reservas de crudo de máxima calidad– necesitará sobre todo “asesoramiento técnico”, puntualizó previamente la canciller alemana, Ángela Merkel, quien se apresuró a mencionar áreas de colaboración como el abastecimiento de agua potable.

 
Por el momento, el canciller francés, Alain Juppé, dijo que la prioridad era ayudar en las necesidades humanitarias y la restauración de agua, electricidad y combustible del país, por lo que las oportunidades de inversión quedarían para una segunda etapa. No obstante, el ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, deseó relaciones económicas cercanas entre Europa y Libia, así como perspectivas para el desarrollo de empresas petroleras, de infraestructura, construcción, energía eléctrica, telecomunicaciones, agua y turismo, que estén dispuestas a desafiar la posición privilegiada de las firmas italianas durante el Gobierno de Gadafi, informó Reuters.
 
Paz, servicios básicos, nuevo sistema político
 
Secretary of State Hillary Rodham Clinton talks with Libyan Transitional National Council chairman Mustafa Abdel Jalil, center, and Libyan Transitional National Council Prime Minister Mahmoud Jibril during a walk to the Elysee Palace in Paris, Thursday, Sept. 1, 2011. (Foto:Evan Vucci, Pool/AP/dapd)

Hillary Clinton, secretaria de Estado de EE.UU., insistió en el desarme de la población tras el conflicto.

Entre las prioridades de la reconstrucción libia se halla la pacificación del país. La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, insistió sobre todo en la recogida de armas distribuidas durante la fase más violenta del conflicto. Además, sigue aún en la agenda la captura de Gadafi. Pero igualmente necesario será garantizar los servicios básicos y consolidar nuevas estructuras políticas, en un país sin partidos políticos y con estructuras tribales sin paralelo en Occidente.

 
La UE, que ha enviado unos 150 millones de euros en ayuda humanitaria a Libia, está preparando medidas para ayudar al CNT en temas de justicia, seguridad, educación y gestión financiera, reportaron fuentes europeas.
 
El “valor agregado de la revolución” tiene que ser reconocible en pocas semanas, advirtió el experto en seguridad y política internacional, Markus Kaim, de la berlinesa Fundación Ciencia y Política. Para los libios, esto no sólo se medirá en “nuevos derechos y democracia”, hacia los que debe apuntar el “heterogéneo Gobierno interino, formado por monárquicos, islamistas y antiguos funcionarios del régimen derrocado”, explicó Kaim en entrevista con ARD. Se trata también de cuestiones básicas como “si la población tiene suficiente para comer, si hay combustible disponible, si está asegurada la asistencia médica”, precisó.
 
epa02887299 A Libyan man reacts towards the photographer as he fills buckets of water in Tripoli, Libya, 29 August 2011. Normal life began returning to the Libyan capital Tripoli - almost a week after rebels swept into the city. The capital is still suffering from a shortage of water supplies and frequent electricity outages, whilst the capital's hospitals reported a severe shortage of medical supplies. EPA/MOHAMED MESSARA***ACHTUNG: BILD NICHT FÜR CMS-FLASH-GALERIEN BENUTZEN!!!***

El abastecimiento de agua potable es uno de los problemas candentes en Trípolis, la capital libia.

 
El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, se pronunció por una misión de la ONU en Libia y aseguró que trabajaría con el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para aprobarlo “lo más pronto posible”. Libia necesita urgentemente ayuda humanitaria, explicó Ban. Además de la escasés de agua potable y afectaciones de servicios como los de salud, “unas 860.000 personas han abandonado el país desde febrero, entre ellos muchos trabajadores inmigrantes bien calificados”, precisó el líder de la ONU.
 
Ban advirtió además contra la toma de partido de terceros Estados. “El futuro de Libia debe estar en manos de los libios”, enfatizó y llamó al diálogo y la reconciliación nacional. El próximo encuentro de alto nivel sobre Libia se celebrará el 20 de septiembre, al margen de la Asamblea General de la ONU.
 
Autora: Rosa Muñoz Lima (dpa, reuters, afp)
Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda

ADVERTISEMENT