Condenan a jerarcas de Colonia Dignidad | América Latina | DW | 28.01.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Condenan a jerarcas de Colonia Dignidad

La Justicia chilena condenó a penas de cinco hasta 11 años de prisión a los jerarcas de la secta pedófila alemana de Colonia Dignidad, acusados de abusos sexuales y secuestro.

Así lo informó el abogado de las víctimas, Hernán Fernández. “Las víctimas han tenido que sobrevivir solas, era impresentable que esta gente siguiera viviendo con ellos libres", agregó el jurista quien tardó 14 años en obtener la sentencia.

Colonia Dignidad, un terreno de 17.000 hectáreas, fue fundada en 1961 por el ex piloto nazi Paul Schaefer, quien fundó un "Estado dentro del Estado", como admitió en 1991 el presidente chileno, Patricio Aylwin.

Con redes de empresarios y políticos y la dictadura de Augusto Pinochet, Colonia Dignidad operó como campo de torturas y centro de fabricación de armas químicas. Contaba con aeropuerto, hospital y escuelas propia.

El abogado Fernández, tras señalar que los condenados deberán cumplir reclusión efectiva una vez que llege la orden a la ciudad de Talca, sostuvo que la vida de las víctimas cambiará ahora. "Estos criminales seguían teniendo privilegios al interior de Colonia Dignidad", reveló.

Los condenados, que deberán además enfrentar el pago de indemnizaciones civiles, son Gerhard Mücke (11 años), Günther Schaffrik (11 años), Hartmut Hopp (5 años), Kurt Schnellenkamp (5 años), Gerd Seewald (5 años) y Dennys Ricardo Alvear (5 años).

Uno de los jerarcas, prófugo en Alemania

Hopp, uno de los principales jerarcas, está prófugo en Alemania, desde donde no puede ser extraditado, pero sí juzgado por homicidio como intentan abogados. El fallo coincide con la visita de la canciller alemana, Angela Merkel, presente en Chile para asistir a la Cumbre entre la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

El abogado Fernández criticó la actitud de Alemania ante los crímenes que afectaron a cientos de sus ciudadanos, pues la Colonia Dignidad, que llegó a tener 400 habitantes, estaba integrada casipor completo por alemanes que tras décadas en Chile ni siquiera hablaban español.

Fernández recordó que otros dos jerarcas de la secta, Albert Schreiber y Alfred Mathussen, huyeron y murieron en Alemania impunemente. El cierre de este y otros juicios ligados a la secta obligará además a la Justicia chilena a hacer públicos los 40.000 archivos secretos que el juez del caso, Jorge Zepeda, encontró en los subtrerráneos del recinto.

cp/chp (DPA)

DW recomienda