Comprobación de hechos: OMS no habla de supuestos millones de casos de efectos secundarios de vacunas | Coronavirus | DW | 03.12.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

Comprobación de hechos: OMS no habla de supuestos millones de casos de efectos secundarios de vacunas

Falsas interpretaciones de tablas de la OMS afirman que las vacunas anticovid han causado supuestamente millones de veces efectos secundarios. ¿Qué hay detrás?

Los datos de la OMS muestran supuestamente que las vacunas anticovid causan muchos más efectos secundarios adversos que otras vacunas. Pero esto no es cierto. DW ha hecho una comprobación de los hechos.

Últimamente se acumulan en las redes sociales afirmaciones falsas sobre las vacunas anticovid. Su objetivo actual: demostrar que las vacunas tienen muchos efectos secundarios. Una supuesta tabla de la Organización Mundial de la Salud (OMS) está dando vueltas: esta demostraría supuestamente que ya se han producido casi dos millones y medio de casos de efectos secundarios después de la aprobación de las vacunas contra el coronavirus. Muchos usuarios reaccionaron en las redes sociales.

"¡Cualquier experimento con animales se habría detenido a estas alturas!" dice un usuario en Twitter; otro escribe: "Al menos en términos de efectos secundarios globales, superan a las vacunas aprobadas muchas veces". Pero los datos están sacados de contexto y no demuestran que las vacunas contra e COVID-19 tengan muchos más efectos secundarios adversos que otras vacunas.

Ninguna relación entre reportes y efectos secundarios reales

Las cifras de la ficha malinterpretada, fechada el 12 de noviembre, parecen ser auténticas. Los datos reales sobre los posibles efectos secundarios pueden encontrarse en el sitio web VigiAccess, que proporciona acceso público a la base de datos VigiBase de la OMS. Esta base de datos recoge los posibles efectos secundarios de los productos médicos. Por ejemplo, se resumen los datos de todas las vacunas por enfermedad, como "vacunas contra el sarampión" o "vacunas COVID-19".

En respuesta a una pregunta de DW, una portavoz de la OMS aclaró que el número de informes sobre posibles efectos secundarios no es el mismo que el número de casos de efectos secundarios que están realmente relacionados con la vacunación. También podría ser una cuestión de coincidencias o malas interpretaciones.

El sitio web VigiAccess también afirma: "La información de este sitio web no refleja una relación confirmada entre un medicamento y un efecto secundario".

OMS: no hay más efectos secundarios que con otras vacunas

En las redes sociales no solo se afirma que el número de efectos secundarios notificados es extremadamente alto, sino que también es mucho mayor que el de las vacunas contra otras enfermedades. Está claro que, tratándose de un producto médico que se utiliza con mucha más frecuencia que otros productos, también se notificaron muchos más casos de efectos secundarios potenciales, dijo la portavoz a DW.

Hay que mirar los números en proporción, afirmó. Según la OMS, hasta ahora se han administrado más de 8.000 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19, más que cualquier otra vacuna en la historia. Teniendo en cuenta esto, "las notificaciones de sospechas de reacciones adversas no son más extensas que las de otras vacunas". De hecho, hay menos eventos en relación con las dosis administradas, escribió la portavoz en un correo electrónico. La campaña mundial de vacunación contra el coronavirus es, después de todo, la mayor campaña de vacunación de la historia.

DW también preguntó al Observatorio de Uppsala, que gestiona la base de datos mencionada anteriormente. Un portavoz escribió a DW que en los últimos meses se han difundido numerosas afirmaciones falsas en relación con su base de datos. El portavoz también se refirió a un informe de dicho centro que explica los numerosos informes sobre posibles efectos secundarios. Hace unos diez años, solo se enviaban a la base de datos algunos posibles efectos secundarios de los medicamentos. Desde febrero de 2021, dijo, las denuncias han aumentado por millones.

"El reciente período de rápido crecimiento puede explicarse en gran parte por el aumento de informes sobre las vacunas COVID-19", dice el sitio web. El objetivo de la base de datos es apoyar la introducción de las nuevas vacunas mediante la recopilación de datos sobre su seguridad.

Conclusión: las cifras de la OMS y del Observatorio de Uppsala se difunden de forma engañosa en las redes sociales. No demuestran que las vacunas anticovid tengan muchos más efectos secundarios que las vacunas contra otras enfermedades. Son solo efectos secundarios potenciales que no se ha demostrado que estén relacionados con las vacunas. La OMS ofrece un breve resumen de los posibles efectos secundarios de las vacunas en su sitio web.

(jov/er)

DW recomienda