Como SOPA y PIPA en Estados Unidos, ACTA podría censurar en Europa | ACTUALIDAD | DW | 20.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ACTUALIDAD

Como SOPA y PIPA en Estados Unidos, ACTA podría censurar en Europa

Grande ha sido la solidaridad con las protestas en Estados Unidos por las nuevas leyes antipiratería en la red. Aparte de que afectan a los usuarios más allá del mar, una ley similar para los europeos se abre camino.

***Achtung: Nur zur Berichterstattung über Wikipedia verwenden!*** http://en.wikipedia.org/wiki/Main_Page Screenshot vom 18. Januar 2012

Protesta de Wikipedia: la página en negro.

Las protestas en Estados Unidos en contra de las leyes antipiratería en Internet han tenido muy buena acogida en el Viejo Continente. Numerosas han sido los portales europeos y usuarios que se han solidarizado con las protestas por una posible conculcación de las libertades individuales en la red. Las leyes antipiratería SOPA (Stop Online Piracy Act) y PIPA (Protect Intelectual Property Act) están pendientes de aprobación y tienen como objetivo controlar la piratería y el robo de material protegido por derechos de autor. Hasta ahí se entiende; el punto conflictivo está en el cómo.

¿Qué significan estas leyes?

En caso de que SOPA y PIPA fuesen aprobadas, los proveedores de Internet tendrían que ejercer de vigías para detectar las páginas que compartan contenido ilegal; por otro lado, les otorga inmunidad en caso de error. El Gobierno de Estados Unidos podría llegar a cerrar páginas locales que permitieran descargas ilegales.

Es más, el cierre de páginas Web podría ejecutarse sin orden judicial, se podría impedir que cobrasen por sus anuncios, se podría bloquear dominios de Internet y hacer que buscadores como Google eliminasen esas páginas de los resultados de búsqueda. Las herramientas que se usan en países con alto nivel de censura serían utilizadas para estos fines.

Wikipedia Firefox Google Protest Internet

Un día sin Wikipedia

Dos grandes grupos de interés

En Google, Twitter, Yahoo e Ebay la protesta ha sido masiva. Que Facebook, YouTube o Flickr respondan por el contenido que se maneja en páginas y redes sociales es entendido por los detractores de la regulación como un atentado a la libertad en la red, por la cual ellos han llegado a ser lo que son. En el otro lado –en el grupo de sus favorecedores- están las empresas discográficas, las editoriales y las casas cinematográficas que tienen pérdidas millonarias anualmente por la piratería, ésta se ha convertido en la mayor amenaza para su industria.

Solidaridad al otro lado del mar

“Hay varios puntos peligrosos en SOPA y PIPA… Sobre todo la nueva definición de la responsabilidad del proveedor y la plataforma que va a conllevar mayor control del usuario. Imagine que cada tweet tenga que ser liberado en un callcenter”, explica a Zeit Online Markus Beckedahl, activista política a favor de las libertades en Internet.

Lo dicho: en Europa la solidaridad no ha sido poca. ¿Por qué? “Estados Unidos tiene una función de modelo en cuanto a las leyes de Internet. Muchas plataformas comerciales y no comerciales estadounidenses son utilizadas por europeos”, opina Beckedahl.

En la solidaridad en la protesta –apoyada por el Partido Pirata Alemán y también por Los Verdes- se trata también de una acción pro domo: el tratado ACTA (Anti Counterfeiting Trade Agreement) se abre silenciosamente paso hacia su aprobación. En este acuerdo internacional participan 39 estados, entre ellos los 27 de la Unión Europea.

ACTA aspira a regular, fuera del marco de la Organización Mundial de Comercio, cómo las empresas y las personas pueden proteger de la piratería y la multiplicación ilegal sus productos, sean éstos materiales o intelectuales.

Symbolbild Wikipedia

¿Cómo proteger los derechos de autor y no llegar a la censura?

El punto conflictivo está en que, como con SOPA y PIPA, la responsabilidad de los proveedores se incrementa y tendrán que asumir una función de vigilante, que puede llevar a violaciones del derecho de expresión y a la censura. El acuerdo, que ha avanzado por las instituciones europeas sin hacer demasiado ruido, se pondrá a debate en la primavera de 2012 en el Parlamento Europeo.

“En el acuerdo se prevé, como en SOPA y PIPA, cierre de páginas”, explica por otra parte a la emisora Deutschlandfunk Philip Banse, periodista especializado en nuevos medios. “Si la Unión Europea lo firma”, concluye, “pronto tendremos esta misma discusión en Europea y en Alemania en torno a la manera en que se quiere combatir violaciones al derecho de autor con medios desproporcionados”.

Autora: Mirra Banchón
Editor: Enrique López

DW recomienda