Comisión acuerda que Alemania deje de usar carbón el 2038 | Alemania | DW | 26.01.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Comisión acuerda que Alemania deje de usar carbón el 2038

La producción de energía cambiará totalmente en la cuarta economía del mundo para ajustarse a las exigencias ambientales. Berlín ya había decidido poner fin al uso de energía nuclear en 2022.

La madrugada de este sábado (26.01.2019), tras largas 21 horas de deliberaciones, finalmente la Comisión del Carbón establecida por el Gobierno de la canciller Angela Merkel acordó poner como fecha límite el año 2038 para acabar con la producción de energía a través del uso de carbón, una determinación que significará la salvación del bosque de Hambach, en el centro de la polémica por una disputa entre una empresa privada y grupos ambientalistas.

El objetivo de la comisión era precisamente alcanzar un acuerdo socialmente aceptable para dejar de usar carbón, además de decidir sobre otros aspectos, como eventuales compensaciones a las compañías generadoras. Las agrupaciones medioambientalistas aseguraron que en varios momentos las conversaciones corrieron el riesgo de fracasar, debido a posturas divergentes.

Esto explica la maratónica jornada de conversaciones, con negociaciones que fueron especialmente duras con los estados del este alemán. La comisión solo puede presentar sugerencias cuya implementación quedará finalmente en manos de los estados federados y del Gobierno federal alemán. Sin embargo, su instauración ya fue vista como un importante paso.

Compromisos vinculantes

Alemania tomó la decisión de dejar de quemar carbón para cumplir con los objetivos ambientales. Por ello, la cuarta economía más grande del planeta también tiene previsto eliminar la generación de energía a través de centrales nucleares en el año 2022. Según las estadísticas oficiales más recientes, Alemania generó en 2017 el 37 por ciento de su energía gracias al carbón. Para reemplazarlo habrá que impulsar las energías renovables.

Estados productores de carbón, como Renania del Norte-Westfalia, Brandeburgo, Sajonia y Sajonia-Anhalt, pidieron compromisos vinculantes que les aseguren soporte financiero que permitan solventar los cambios estructurales necesarios para hacer frente al cierre de las industrias carboníferas.  Algunos sectores críticos aseguran que el cambio será ineficaz y caro, y afirman que –en la práctica– el Estado se verá forzado a comprar todo un sector energético con el único fin de apagarlo.

DZC (dpa, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda