Comienza en Alemania juicio contra banda de narcotraficantes | Alemania | DW | 20.09.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Comienza en Alemania juicio contra banda de narcotraficantes

Ocho personas están acusadas de introducir en Alemania 130 kilos de cocaína procedente de Sudamérica. La droga entró a Europa por el puerto de Amberes y fue incautada en Baden-Württemberg.

Comienza en Alemania uno de los mayores procesos contra traficantes de drogas, donde ocho miembros de una banda de narcotraficantes están acusados de introducir cocaína en el país procedente de Ecuador por valor de cuatro millones de euros.

Según la oficina de investigación criminal de Baden-Württemberg, los 130 kilos incautados suponen el mayor alijo de cocaína registrado en ese estado federado en los últimos veinte años.

La Fiscalía está convencida de que esta entrega en la pequeña localidad del suroeste de Alemania tenía como objetivo establecer un floreciente negocio de drogas en la zona.

Según las investigaciones internacionales, durante meses se siguieron los pasos de la banda formada por ocho colombianos, en Holanda, Bélgica y también en Sudamérica, en un intento por buscar nuevos caminos para introducir su droga en Europa.

Sin embargo, durante su búsqueda de contactos en la Unión Europea establecieron relación con un agente encubierto de la oficina federal de investigación criminal (LKA).

Desde la eliminación de las fronteras en el mercado único europeo, Europa se convirtió en un mercado muy atractivo para los narcotraficantes.

"Una vez que las drogas están en territorio europeo, pueden trasladarla entre los diferentes países relativamente sin problemas", explicó la experta en drogas de la LKA, Marie-Luise Hüser, a dpa.

"Al mismo tiempo, las fronteras de la UE se fortalecen cada día. Por ello, los narcotraficantes se ven obligados a buscar nuevos caminos para introducir la droga", agregó.

Las puertas habituales para introducir la droga en Europa suelen ser los puertos de España, Bélgica, Holanda y Alemania. Uno de ellos fue el elegido por la banda.

Según la acusación, de los ocho miembros, unos se dedicaban a obtener la droga en Ecuador, otros a engañar los controles en Sudamérica y otros a organizar el transporte a Europa.

Así es como llegó un envío en un contenedor en un barco escondido entre mercancías legales al puerto de Amberes en Bélgica. Sin embargo, la parte de la banda encargada de introducir la cocaína en la UE y distribuirla cometió un fallo. Buscaron a alguien que se hiciera cargo de esa delicada etapa: transportar la droga del barco a la aduana.

Ofrecieron 250.000 euros a un hombre para acometer esa tarea. Sin embargo, el hombre elegido fue un agente de narcóticos encubierto, que los detuvo en diciembre de 2011 cuando intentaron introducir la droga en el país.

Sus cómplices fueron detenidos poco después en Holanda y en España, mientras que dos supuestos miembros de la banda se encuentran aún en búsqueda y captura.

Los seis hombres y dos mujeres acusados van desde los 24 hasta los 76 años de edad. Mientras que dos de ellos, de 44 y 45 años de edad han sido señalados por la Fiscalía como los cabecillas de la banda.

Fuente: DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad