Comercio de armas sigue en aumento | El Mundo | DW | 19.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Comercio de armas sigue en aumento

Las exportaciones mundiales de armas crecieron nuevamente, también hacia los países de la primavera árabe, donde se utilizaron tanques alemanes, según señala SIPRI en su informe actual.

Tanques avanzan contra manifestantes en El Cairo.

Tanques avanzan contra manifestantes en El Cairo.

Que las armas no siempre se emplean para fines democráticos es algo que se puede constatar actualmente en Siria, donde el Gobierno avanza contra los rebeles con tanques, aviones caza y misiles. “El problema es que muchos sistemas armamentísticos y equipamiento militar se usan para reprimir a movimientos opositores”, dice Pieter Wezeman, experto en Cercano Oriente del Instituto para la Investigación de la Paz de Estocolmo (SIPRI por sus siglas en inglés). “Incluso un radar puede emplearse para vigilar los movimientos de los manifestantes”, explica.

Las exportaciones de armamento aumentaron en todo el mundo en un 24 por ciento entre 2007 y 2011, según el nuevo informe acerca del comercio mundial de armamento publicado por el Instituto SIPRI este lunes, 19 de marzo. La mayoría de esas exportaciones -cerca de un 44 por ciento- tuvieron como destino a Asia y el Pacífico. En segundo lugar figura Europa, con un 19 por ciento. Poco después le sigue Cercano Oriente, que recibió un 17 por ciento de la provisión total mundial de armas.

“No fue una buena idea vender armas a Libia”

Campamento de refugiados sirios en Turquía.

Campamento de refugiados sirios en Turquía.

Una gran parte de las cerca de 8.000 personas que, según las Naciones Unidas, murieron desde los comienzos de las protestas en Siria, hace un año, fueron víctima de la tecnología rusa. Un 78 por ciento de las armas del régimen sirio provinieron, en los últimos cinco años, de Rusia. Bielorrusia (17 por ciento) e Irán (5 por ciento) abastecieron del resto de armamento al régimen de Assad. A raíz de esto, las compras de armas de Siria aumentaron en un 580 por ciento.

Moscú se niega a aceptar un embargo y hasta se presume que ha incrementado sus exportciones. “Rusia lo justifica argumentando que Siria necesita esas armas para defenderse de ataques desde el extranjero”, señala Wezeman. “Con eso  se está diciendo, en realidad, que no se quiere una intervención militar como la que hubo en Libia”, dice el experto, refiriéndose a la zona de exclusión aérea establecida hace un año con aprobación de Rusia. La OTAN interpretó la correspondiente resolución de la ONU para proteger a la población de modo tal que apoyó a los rebeldes en forma masiva desde el aire, contribuyendo presumiblemente de ese modo a derrocar a Muhammad Gaddafi. Las armas que utilizó el régimen de Gaddafi en ese momento, de acuerdo con el informe de SIPRI, habían sido compradas a Gran Bretaña y a Francia.

“Cuando comenzó la revolución en Libia muchos países se dieron cuenta de que vender armas al régimen no era en absoluto una buena idea”, dice Wezeman. Además, la primavera árabe no influyó casi nada en las ventas de armas a la región, además de que también Bahrein, Túnez y Egipto utilizaron armas importadas contra los opositores. Egipto, por ejemplo, no tuvo dificultades en seguir adquiriendo armas de gran calibre, entre ellas, 45 tanques M-1A1 estadounidenses, de los cuales el Gobierno encargó 125 unidades más. Y SIPRI informa que en 2010 también se usaron tanques de origen alemán para reprimir a los manifestantes.

 

Normas laxas de la UE

Tanquea alemán Leopard 2.

Tanquea alemán Leopard 2.

También se continúan exportando armas a aquellos países en los que la primavera árabe aún no ha despuntado, pero en los que se supone puede llegar a darse un desarrollo similar, como Argelia y Arabia Saudí. Alemania también vende armas a Argelia y, de acuerdo con los datos que publica SIPRI, dio luz verde el año pasado a la exportación de tanques y otro tipo de armamento. Arabia Saudí cerró el mayor negocio de compra de armas de las últimas dos décadas. Por una suma de 29.000 millones de euros, el régimen saudí adquirió 84 nuevos aviones caza y 70 aviones caza modernizados de EE. UU. En el informe de SIPRI no se incluye la posible venta, aún no confirmada, de más de 200 tanques alemanes “Leopard 2” a Arabia Saudí, algo que generó gran polémica en la opinión pública alemana.

“En vista de los riesgos que comportan las ventas de armamento, el criterio de exportación en Europa está basado en cómo serán usadas probablemente esas armas, lo cual eleva el margen de cuidado en términos de la comprobación de su uso”, explica Mark Bromley, del Departamento de Exportaciones de Armamento del SIPRI. “Pero  no se pregunta para qué se las podría llegar a usar, sino cuál será su uso probable”, dice.

Rey saudí Abdullah.

Rey saudí Abdullah.

Alemania es, con un nueve por ciento, el tercer país exportador de armamento del mundo, y es, por su historia, particularmente cuidadoso en sus controles de exportación, en especial, en cuanto a la venta de armas a Cercano Oriente. “Alemania siempre tiene en cuenta si las armas que vende pueden representar una amenaza potencial para Israel”, subraya Bromley. Ese podría ser, de acuerdo con los observadores, el motivo de la posible venta de tanques a Arabia Saudí: contribuir a mantener en jaque a Irán, enemigo acérrimo de Israel.

Sin embargo, independientemente del uso que se le den en último término a las armas, abastecer a gobiernos no democráticos es problemático en sí, opina Peter Wezeman, ya que “puede ser entendido como señal de apoyo”. “Si se vende armamento a un dictador, éste creerá, obviamente, que, en principio, se lo está aprobando”.

Autor: Dennis Stute/ Cristina Papaleo
Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda

ADVERTISEMENT