Comentaristas llaman a la sensatez tras críticas de AMLO a inversionistas españoles | México en DW | DW | 10.02.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

México

Comentaristas llaman a la sensatez tras críticas de AMLO a inversionistas españoles

AMLO reprocha a empresas españolas “influyentismo” en tiempos pasados y tensa la relación con el socio comercial más importante de México después de Estados Unidos.

Cada vez que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), habla de España, el resultado suelen ser tensiones diplomáticas. El más reciente anuncio de "pausar” las relaciones diplomáticas – una figura inexistente en el derecho internacional – no fue la excepción.

Hasta ahora, AMLO es el único presidente mexicano que no ha hecho ninguna visita oficial a Madrid. El que sí la hizo fue en abril 2021 su canciller, Marcelo Ebrard. En esa ocasión, destacó el "carácter estratégico de las relaciones bilaterales, reflejado en la densidad y alcance de los vínculos políticos, sociales, culturales, de cooperación y económicos”. Y así lo confirman las cifras.

Una relación muy estrecha

Con una inversión extranjera directa de 2.666 millones de dólares, España es el segundo inversionista más importante en el país luego de Estados Unidos con 12.305; Alemania es el cuarto. Hay más de 6.500 empresas españolas operando en México, en muchos rubros como la minería, la construcción, el turismo, la telecomunicación, los textiles, la alimentación y la manufactura.

Los bancos españoles controlan un 40% del mercado en México; las empresas energéticas generan más del 20% de la energía eléctrica. En la Riviera Maya, destino destacado del turismo internacional, 65% de las cadenas hoteleras son de capital español. Pero también hay numerosas empresas mexicanas con negocios en España, entre ellas Bimbo, Pemex, Cemex, Grupo México y Cinépolis.

Cuatro empresas molestan a Amlo

Fue justo en ese tejido económico que AMLO metió el dedo. Esta vez, su crítica no fue por las atrocidades de la Conquista de 1521 como en una ocasión anterior, pero se dirigió directamente contra empresas españolas. En sus conferencias de prensa mañaneras del miércoles y jueves, habló de "saqueo” y mencionó cuatro de las mayores inversiones ibéricas en suelo mexicano: La empresa energética Iberdrola, la petrolera Repsol, el banco BBVA-Bancomer y la constructora OHL.

¿Pero qué es exactamente lo que les reprocha López Obrador?

 "Influyentismo neoliberal”

La ríspida relación de AMLO con los empresarios ibéricos no es algo nuevo, según el comentarista Federico Arreola, quien cuenta en sdpnoticias una reunión del entonces político opositor con inversionistas en el año 2008 y 2009. En esa reunión, recuerda Arreola, AMLO "cuestionó muy fuertemente a las empresas españolas; lo hizo frente a sus ejecutivos y algunos de estos —me consta— muy molestos abandonaron la reunión.”

Tratos privilegiados

Sobre Iberdrola, López Obrador dijo que "fue tratado con privilegios que nos afectaron”. Según el presidente, en los anteriores gobiernos que tilda de "neoliberales” hubo "influyentismo”, al grado de que la secretaria de Energia, Georgina Kessel (2006 a 2011), igual que el Presidente Felipe Calderón (2006-2012) pasaron a ser directivos de esta empresa. Según AMLO, esto tuvo como consecuencia un trato privilegiado para la empresa.

A Repsol le reprochó haberse llevado mucho dinero del presupuesto público; a la constructora OHL, vinculado a sonados casos de corrupción en España y México e investigada también por manipulaciones en la bolsa mexicana, la tildó de ser "la empresa favorita en el sexenio pasado”, del Presidente Enrique Peña Nieto. A los directivos de BBVA-Bancomer, les reprochó haberlo tildado de populista y haberse pronunciado contra su candidatura presidencial. "Es el principal banco extranjero en México, se sentían los dueños del país”, dijo López Obrador. Sin embargo, hasta hoy no hay una sentencia contra ninguna de estas empresas en México.

Comentaristas llaman a la sensatez

En una primera reacción, Martha Bárcena, exembajadora de México en Estados Unidos, recomendó en Twitter "un momento de reflexión” al presidente. "Porque los estudios, experiencia diplomática y conocimiento de España, no me permiten entender cuál es la necesidad de exacerbar las diferencias con un país, un pueblo y un gobierno tan cercano a México como España.” Ella destacó que las declaraciones del presidente contra España van por un lado, pero la realidad es otra ya que "las inversiones y el turismo crecen, además los vínculos culturales son innegables, por lo que debe prevalecer la sensatez”.

Para el analista José Miguel Calderón, los comentarios del Presidente son "una torpeza mayúscula” que se debe al poco interés que tiene AMLO por las relaciones internacionales. "Por el contrario, AMLO basa sus desafortunados discursos en una narrativa sin sentido con el único propósito de galvanizar a su base electoral, sembrar la discordia, profundizar el encono social y exacerbar la división”, escribe Calderón en el portal sdpnoticias.

DW recomienda