Combatir la homofobia y la transfobia a golpe de libro | LGTBI | DW | 17.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Día internacional contra la homofobia

Combatir la homofobia y la transfobia a golpe de libro

La literatura también puede ser un pilar para la igualdad. En Alemania y América Latina cada vez son más las editoriales especializadas en la temática LGBTI.

Las novelas, poesías u obras de teatro que leemos hablan de lo que somos, pero también de lo que queremos ser, de las vidas que soñamos vivir. La historia de la literatura, ya sea esta europea, latinoamericana u oriunda de cualquier otro lugar del mundo, cuenta la historia de las sociedades en las que nace, de sus musas, aunque refleja igualmente sus mordazas. La ficción, por costumbre, ha hablado de aquellas formas de vida cuyo camino estaba permitido tomar. Más allá de los corsés sociales, contar algunas historias era incluso tan peligroso como dar un beso prohibido o llevar la ropa equivocada.

Por eso, la lucha de la igualdad de las personas LGBTI (lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales) ha ido acompañada por la reivindicación de la libertad para contar sus historias, en igualdad de condiciones con cualquier otro grupo humano. Una visibilidad prácticamente inexistente en un canon literario que igualmente ha menospreciado la producción de muchos otros grupos, desde las mujeres a las minorías raciales.

Sin embargo, las recientes conquistas en materia de derechos humanos de este colectivo, con cada vez más países que reconocen  el matrimonio igualitario o el derecho a la autodeterminación de las personas trans, han ido acompañadas de una mayor visibilidad en el ámbito cultural. Las ficciones que hablan de amores entre personas del mismo sexo, o de individuos que desafían las identidades que la sociedad les impone, cada vez logran un mayor reconocimiento. Ello en todos los ámbitos: valga como ejemplo el rotundo éxito de obras como Una mujer fantástica, película del chileno Sebastián Leilo que ha triunfado en los últimos meses en numerosos festivales internacionales e incluso obtuvo un Óscar.

Buchcover Christopher Isherwood Leb Wohl Berlin

"Adiós a Berlín" refleja la vida política de la República de Weimar, pero también narra sutilmente la apertura del Berlín de la época respecto a la diversidad sexual

"Todavía hoy es un tabú"

También en la literatura empiezan a hacerse un hueco las historias que hablan de experiencias de personas LGBTI. En este sentido, las editoriales especializadas en esta temática se han convertido en un vehículo capaz de conectar a autores y lectores en un mercado todavía marcado por las actitudes conservadoras.

En Alemania, la editorial Männerschwarm es uno de los principales referentes en este ámbito. Fundada en Hamburgo en los años noventa del siglo pasado, su producción editorial ha abordado todo tipo de géneros: novelas, ensayos, cómics, etcétera. Su origen se remonta a la ausencia de una literatura de este tipo consolidada en Alemania. "A finales de los ochenta, nos dimos cuenta de que la mayoría de novelas gais y libros de referencia eran traducciones de otros idiomas, por lo que pensamos que valdría la pena hacer un espacio para la literatura gay germana", cuenta a DW Joachim Bartholomae, quien está al frente del sello editorial.

Para él, estas voces son importantes porque todas las voces son importantes. "La literatura es una forma de comunicarse entre personas, pero desgraciadamente a algunas personas no se les permite participar en este proceso de comunicación", critica el editor. "Esto es lo que quisimos y queremos cambiar".

Es cierto que cada vez son más las obras de ficción, así como de ensayo, que abordan la diversidad sexual y de género. Pero perviven diferentes problemas, como la poca valentía de editores y libreros. Incluso en Alemania, que es uno de los países del mundo más respetuosos con esta dimensión de la naturaleza humana, según las encuestas del Pew Research Center. "Todavía hoy los temas gais siguen siendo una especie de tabú", se queja Bartholomae, quien subraya que a menudo se oculta la sexualidad de autores y autoras, quizás en un intento de hacerlos más digeribles para el público generalista. Los lectores, en su opinión, también tienen parte de culpa, pues "no tienen ningún interés" en leer estas historias cuyos protagonistas desafían la tradición en lo que a las relaciones o a la familia. Es por ello que defiende la labor de editoriales como la suya, que logran sacar a flote obras y autores que de otro modo lo tendrían difícil en un mercado editorial con no pocos problemas en la actualidad.

La literatura, clave para una educación en igualdad

Al otro lado del océano, el editor Darío Fernández y su pareja decidieron librar esta batalla por la igualdad en un terreno menospreciado por muchos: el de la literatura infantil. Así nació hace unos años Molinos de Viento, que ha publicado en Argentina varios títulos para que los más pequeños crezcan sabiendo que también hay familias con dos papás o dos mamás.

Fernández cuenta a DW que les envalentonó la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en su país 2010, así como el grupo de padres y madres de la Fundación Foro, donde debatían sobre cuestiones como "de qué manera llegaríamos a la paternidad o maternidad", "cómo le contaríamos a nuestros hijos cómo llegaron al mundo" o "cómo le contaríamos el proyecto a nuestros familiares, amigos, vecinos y sociedad en general". De aquellas charlas surgió la pregunta: "¿Qué libros leerían nuestros hijos?". Por aquel entonces, los libros infantiles solo daban cabida a familias con un papá y una mamá. Así que se propusieron que Argentina tuviera también derecho a otras historias, que antes eran escasas y venían de países como Estados Unidos o España. "Algo tiene que nacer", se dijeron. "¿Y si nacen los libros?".

Argentinien Erste Homo-Ehe in Buenos Aires (picture-alliance/dpa/EPA/L. La Valle)

Norma Castillo y Ramona Arévalo fueron la primera pareja de mujeres que contrajo matrimonio en Argentina, en abril de 2010

En un mercado editorial que relega a la literatura infantil a un lugar casi secundario respecto a otros géneros literarios, la iniciativa de Molinos de Viento es una apuesta osada, pero el entrevistado defiende el valor de los cuentos que leen los más pequeños: "La literatura infantil es fundamental y fundacional en la conformación de sus valores, a través de ella comienzan a acercarse a los diferentes valores con los que van a convivir a lo largo de su vida", explica Fernández. A su juicio, reflejar la diferencia es vital para formar a una ciudadanía libre de intolerancia y violencia.

El editor insiste asimismo en que no son libros solo para los hijos de estas familias. También los hijos e hijas de las "familias tradicionales" tienen que poder acceder a ellos "para que puedan entender otras realidades familiares". En la normalización reside la igualdad real. Además, Fernández cree que los propios menores pueden convertirse en un puente para que sus progenitores comprendan mejor la diversidad familiar. A veces, más a menudo incluso de lo que quizás creemos, son los más pequeños quienes dan las mayores lecciones a los adultos.

Autor: Enrique Anarte (ERS)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

ADVERTISEMENT