Colombia vincula asesinatos de líderes sociales a cultivos ilícitos | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 23.02.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Colombia vincula asesinatos de líderes sociales a cultivos ilícitos

Según el Gobierno de Iván Duque, los territorios con más asesinatos son "donde se presenta la disputa entre grupos dedicados al narcotráfico y a la explotación ilícita de minerales".

El Gobierno colombiano relacionó 66 asesinatos de líderes sociales y personas defensoras de derechos humanos -ocurridos en 2020- al cultivo ilícito y otras actividades ilegales de grupos armados, según expuso este lunes (22.02.2021) la Consejería Presidencial para los DD. HH. en su informe anual.

"Los fenómenos de reclutamiento (forzoso de niñas y niños), de homicidios de defensores de derechos humanos, los desplazamientos, los homicidios colectivos, conocidos comúnmente como masacres, todos son ubicados en los mismas zonas geográficas de Colombia y coinciden con las rutas de narcotráfico y las zonas de extracción ilícita de minerales", dijo la consejera presidencial para estos asuntos, Nancy Gutiérrez.

El informe se basa en los datos de la Fiscalía y de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Colombia, que todavía no han sido publicados, pero que la Consejería Presidencial asegura que fueron 66, en 48 municipios colombianos en 2020, y 63 más que están en proceso de verificación. Estos datos son significativamente más bajos que los reportados por otras organizaciones sociales y la Defensoría del Pueblo en un informe donde reportó 182 homicidios en 103 municipios del país, sobre todo de Cauca, Antioquia, Nariño y Chocó.

"Los departamentos con mayores afectaciones son Cauca, Norte de Santander, Chocó y Putumayo, territorios donde se presenta la disputa entre grupos dedicados al narcotráfico y a la explotación ilícita de minerales", afirmó por su parte Gutiérrez. La mayoría de las víctimas mortales fueron hombres y líderes pertenecientes a juntas de acción comunal, seguidos por personas indígenas, líderes sociales, sindicales, ambientales y agricultores, explicó la funcionaria.

Además, la consejera presidencial destacó el trabajo de la Fiscalía en el "esclarecimiento" de casi 63 por ciento de los homicidios -donde la mayoría de personas detenidas fueron cargos medios y no los altos mandos que ordenaron el asesinato- así como la creación, por parte del Ministerio de Justicia y el Consejo Superior de la Judicatura, de 11 juzgados penales especializados. También, subrayó la reducción del 4,4 por ciento de asesinatos frente a 2019, con 24 homicidios por cada 100.000 habitantes, lo que supone -según Gutiérrez- la cifra más baja en 46 años.

ama (efe, rcn radio, blu radio)

DW recomienda