Colombia: Uribe reconoce no tener pruebas contra Santos | América Latina | DW | 30.05.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Colombia: Uribe reconoce no tener pruebas contra Santos

El senador y expresidente había denunciado que la campaña de su sucesor en 2010 fue financiada con dinero del narcotráfico.

En un proceso judicial que pone más pimienta al proceso electoral que vive Colombia, este viernes (30.05.2014) el expresidente Álvaro Uribe (en la foto) llegó hasta la Procuraduría General para presentar información que vincularía a la campaña del mandatario Juan Manuel Santos con el narcotráfico, de donde habría obtenido dinero en 2010 para financiar su candidatura. Uribe cifra el aporte en dos millones de dólares.

Este dinero habría ingresado al Partido Social de Unidad Nacional, que el mismo Uribe apoyó en 2010, y habría formado parte de un fondo por 12 millones de dólares que, según un traficante preso en Estados Unidos, crearon varios jefes de un cartel de drogas para luego solicitar al gobierno un plan de entrega que incluiría beneficios judiciales. Sin embargo, el plan habría fracasado y los delincuentes fueron detenidos en Colombia y Venezuela.

Uribe, antiguo aliado de Santos y ahora principal opositor de la gestión del actual jefe de Estado, reconoció que “no he recibido información contra la persona del presidente de la República, pero sí serias y graves informaciones contra su campaña” y justificó la presentación del caso porque tiene “obligaciones con la patria y con el ejercicio leal de la política, en aras de la verdad, que es indivisible”.

Elecciones estrechas

La denuncia adquiere un tenor especial, tomando en cuenta que el senador elector Álvaro Uribe es el principal líder del movimiento político Centro Democrático, cuyo candidato a la Presidencia, Óscar Iván Zuluaga, se encuentra en empate técnico con Santos de cara a la segunda vuelta del próximo 15 de junio. Quizás la principal diferencia entre ambos candidatos sea el rechazo de Zuluaga a las negociaciones de paz con las FARC.

Previamente, Santos había reconocido que Juan José Rendón, un publicista venezolano que trabajó en sus campañas, le informó de esa propuesta que le presentaron abogados de los narcotraficantes, la cual fue presentada por el gobierno a la Fiscalía General para ser analizada. Sin embargo, la iniciativa no prosperó. La denuncia original la hizo Uribe por la prensa y fue citado tres veces a declarar a la Fiscalía, pero él se negó alegando que esa institución no le daba garantías.

Dirigentes de la coalición de gobierno aseguran que la denuncia de Uribe, además de extemporánea, se enmarca en una “guerra sucia” en el actual proceso electoral, pues fue hecha pocas horas después de que un escándalo empezara a afectar a la campaña de Zuluaga por un presunto caso de espionaje para sabotear las negociaciones entre el gobierno y la guerrilla de las FARC en Cuba.

DZC (dpa, EFE)