Colombia, Papa y ELN: guerra y paz de una guerrilla creyente | Colombia en DW | DW | 29.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Colombia

Colombia, Papa y ELN: guerra y paz de una guerrilla creyente

La visita del Papa a Colombia, del 6 al 10 de septiembre, puede propiciar algo que el mundo espera: un cese bilateral del fuego entre la guerrilla del ELN y el Gobierno de Colombia.

Juan Camilo Restrepo (der.), jefe negociador del Gobierno de Colombia, Lenin Moreno (centro), presidente de Ecuador y Pablo Beltrán (izqu.), jefe negociador del ELN, este 28 de agosto de 2017 en Quito, Ecuador.

Juan Camilo Restrepo (der.), jefe negociador del Gobierno de Colombia, Lenin Moreno (centro), presidente de Ecuador y Pablo Beltrán (izqu.), jefe negociador del ELN, este 28 de agosto de 2017 en Quito, Ecuador.

Mientras la fecha de la visita de Francisco a Colombia es segura, la llegada de la "paz completa” es aún incierta. Pero la visita del máximo jerarca de la Iglesia católica puede tener un efecto positivo en el avance de las negociaciones de paz entre el Gobierno de Colombia y el ELN, una guerrilla apoyada en la Teología de la Liberación.

"La visita del Papa es un gran mensaje para la sociedad colombiana. Sus mensajes de reconciliación, de justicia y tolerancia alegran a muchos colombianos quienes esperan que también el Gobierno y el ELN lo reciban con buenas noticias”, dice a DW el sociólogo colombiano Luis Eduardo Celis Méndez, asesor de Redprodepaz, "un sistema de coordinación y articulación de la sociedad civil, con el gobierno, las empresas, las iglesias y la cooperación internacional, en función de una Nación en Paz”.

Lea también: 

Colombia: “Ahora es cuando empieza la construcción de paz”

ELN: ¿De curas en armas al sermón de la paz?

Unos ya se gradúan, otros aún destruyen

Pero mientras las FARC sin armas realizan en Bogotá la asamblea constitutiva de su partido y algunos de sus exguerrilleros ya reciben diplomas de cursos universitarios estudiados durante el proceso de paz, entre ellos la holandesa Tanja Anne-Marie Nijmeijer, la guerrilla del ELN aún no deja su guerra contra la población y el Estado: este 28 de agosto el ELN volvió a bombardear el oleoducto Caño Limón infestando con petróleo la quebrada El Carmen y el río Simaña, dejando así a los pobladores sin agua potable ni sustento. 

Pero sí hay algo que parece moverse en las negociaciones de Quito, cuyo tercer ciclo culmina este 1 de septiembre y se considera "un hito”. Pablo Beltrán, jefe negociador del ELN, anunció en presencia del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, a la prensa internacional que, "por primera vez dentro del ELN hay un consenso interno completo para pactar un cese bilateral del fuego”.

Para Celis Méndez  "el corazón del proceso de paz es la participación de la sociedad civil”. Así que lo que, en efecto, "puede dinamizar los diálogos con el ELN es la participación social y ciudadana”.

Tres escenarios

Luis Eduardo Celis Méndez, asesor de Redprodepaz.

Luis Eduardo Celis Méndez, sociólogo y analista, asesor de Redprodepaz.

El analista Luis Eduardo Celis vislumbra tres escenarios clave en el rumbo de la negociación con el ELN: el primero es "el óptimo, pero poco probable: acuerdos concretos y viables en protección de comunidades y líderes, paramilitarismo, secuestro, presos, desminados conjuntos, atentados a infraestructura energética, audiencias de participación y cese bilateral de fuego y hostilidades”.

El segundo escenario es, de acuerdo a Celis, el "realista”. O sea: "Compromisos en protección de líderes, combate al paramilitarismo y secuestro, presos, infraestructura petrolera y comunidades víctimas”.

Y, por último, hay un tercer escenario apto para "ponernos nerviosos”. Eso significaría que "no haya aún acuerdos sobre temas humanitarios, y que no se vislumbre inicio alguno de audiencias para la participación social, así como que no haya un gesto de distensión por parte del ELN”.

Lo dijo el jefe de las negociaciones, por parte del Gobierno de Colombia, Juan Camilo Restrepo: "El cese al fuego bilateral no puede entenderse como un mero silenciamiento de fusiles, sino la suspensión de… (ríos contaminados)”. Así, mientras el Papa prepara maletas, la guerra en Colombia sigue en 100 de sus 1122 municipios. Colombia aún no está libre ni de guerrillas ni de paramilitares ni de odios. Pero, a pesar de todo, la voluntad y las acciones de paz son cada vez más fuertes.

José Ospina-Valencia (er)

DW recomienda