Colombia: jefe negociador con las FARC acusa espionaje | América Latina | DW | 27.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Colombia: jefe negociador con las FARC acusa espionaje

El exvicepresidente Humberto de la Calle aseguró que en al menos 17 ocasiones intentaron acceder a su computador y a sus correos.

El jefe del equipo que negocia un acuerdo de paz con las FARc en La Habana, el exvicepresidente Humberto de la Calle, denunció este sábado (27.09.2014) que sus comunicaciones han sido intervenidas por personas a las que no identificó, pero a las que acusó de enviar mensajes en su nombre. La intervención y espionaje se produjo en sus conversaciones por teléfono como también en su correo electrónico.

Mediante una declaración entregada a periodistas en la capital cubana, De la Calle aseguró que al menos en 17 ocasiones intentaron acceder a su computador. “Autoridades en Colombia me informan que los hechos recientes demuestran que operaciones ilegales lograron infiltrar mis comunicaciones personales”, reveló el comunicado. Asimismo, se denuncia que siguen apareciendo “cuentas y perfiles falsos en redes sociales que jamás he abierto”.

El objetivo de estas intervenciones sería enviar correos electrónicos a nombre del jefe del equipo negociador del gobierno, y que estas personas realizan estas acciones porque dudan de la transparencia del proceso de paz. “Es más que lamentable que esto suceda (...) Es inadmisible recurrir a este tipo de prácticas no sólo para buscar lo que públicamente ya es conocido, sino para sabotear el proceso”, agregó la declaración.

Segunda denuncia

El acceso al computador de De la Calle permitió conocer información sobre el desarrollo de las negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y “enviar mensajes a mi nombre que jamás he escrito”, apuntó el político en el comunicado, donde también destacó que “la transparencia con la que la delegación ha manejado la información relacionada con las conversaciones no tiene discusión”.

Este caso de “operaciones ilegales” o espionaje es el segundo que se denuncia en Colombia. En febrero, diversos medios revelaron que sectores del Ejército espiaron a las delegaciones negociadores en La Habana desde una oficina clandestina en Bogotá. Tras dos años de negociaciones, las partes decidieron publicar los acuerdos alcanzados hasta ahora. Actualmente, la mesa debate el delicado asunto de los derechos y reconocimiento de las víctimas del conflicto.

DZC (dpa, Reuters, EFE)