Cocaína en cajones de banana | Alemania | DW | 08.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Cocaína en cajones de banana

Se investiga origen y destino de la cocaína hallada en cajones de bananas en filiales de un supermercado alemán. Autoridades suponen que los traficantes del cargamento cometieron un error.

La Policía y autoridades aduaneras alemanas incautaron 140 kilogramos de cocaína, que estaba oculta en siete cajones de bananas en varias filiales del supermercado Aldi, en Berlín, y fueron encontradas por casualidad por empleados al abrir la carga, proveniente de Colombia, según dio a conocer Olaf Schremm, de la Oficina Regional de Investigaciones Criminales. Los investigadores aún no descubrieron cómo llegaron a Alemania. De acuerdo con el periódico Berliner Morgenpost, las pesquisas dieron por resultado, hasta el momento, “que se trató de un error de envío”.

El mayor hallazgo de los últimos 35 años

La cocaína fue hallada en cinco filiales del supermercado Aldi el lunes (6.1.2014),

señaló un portavoz de la Policía. La carga constaba, en total, de 1.150 cajones. En dos filiales del barrio berlinés de Köpenick se encontraron 60 y 40 kilogramos respectivamente. El valor total de la droga sería de seis millones de euros y se trata del mayor hallazgo de los últimos 35 años.

Hace pocas semanas, la Aduana descubrió 10 kilos de cocaína en un carguero sudamericano. En 1999, la Policía incautó 330 kilos de dicha droga. “En el país de origen, la droga se oculta debajo del cargamento declarado, y el tiempo que pasa desde que llega el contenedor a Europa es utilizado por los intermediarios para recuperarla, ya sea a través de cómplices que tienen acceso al contenedor, o abriéndolos simplemente”, explicó uno de los investigadores al matutino Die Welt.

En este caso, los traficantes no pudieron hacerse de los contenedores en el puerto de Hamburgo, por lo que los cajones de bananas que contenían la cocaína llegaron intactos a Berlín, de allí, al depósito central de Aldi, y de éste a las filiales.

Aún no se conoce destino final

Todavía no queda claro cuál era el destino final de la cocaína. “La droga podría ser para compradores en la capital. Pero 140 kilos en un solo envío es mucho. Eso indicaría que Berlín era solo el lugar de trasbordo de la carga”, dijo el investigador. Y añadió que aún no se sabe si la cocaína estaba destinada también a otros lugares de Alemania.

En 2013, las autoridades berlinesas iniciaron cerca de 2.500 procedimientos por narcotráfico. El número de delitos, sin embargo, dice muy poco acerca de la magnitud del tráfico de cocaína en Berlín ya que éste sigue siendo muy difícil de detectar. “Los consumidores de cocaína no pasean por parques ni estaciones de ferrocarril”, explica uno de los detectives. Las bandas de narcotraficantes se adecuan a los deseos de sus clientes, por lo general, pudientes. Tal es así que en 2009 se descubrió a un grupo que había organizado un cómodo servicio de entrega a domicilio. En Alemania, el tráfico de cocaína está manejado por familias de países árabes y grupos mafiosos del este de Europa, indica Die Welt.

Publicidad