Cinco cosas que debe saber acerca de la posible independencia de Escocia | Europa | DW | 11.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cinco cosas que debe saber acerca de la posible independencia de Escocia

El próximo 18 de septiembre podría llegar a su fin una era de 300 años. Ese día se producirá la votación sobre la independencia escocesa de Reino Unido. En juego está mucho más que el estatus político del país.

1. En caso de que la mayoria de los votantes escoceses vote a favor de la independencia, ¿entraría ésta en vigor inmediatamente?

En el referendo del 18 de septiembre se consulta si los escoceses desean o no ser independientes. En caso de triunfar el voto positivo, la independencia no entra en vigor de inmediato. Habría una fase de transición hasta el 24 de marzo de 2016. A más tardar entonces deberían quedar definidas todas las cuestiones políticas y económicas relacionadas con la independencia escocesa.

2. ¿Una Escocia independiente seguiría perteneciendo a la Unión Europea y a la OTAN?

Si se concreta la secesión de Escocia de Reino Unido, a principios de 2016 habría un nuevo Estado. Éste debería completar el proceso de ingreso a la UE. Es el mismo caso de la OTAN. En tanto nuevo Estado, una vez pasada la fase de transición Escocia no formaría parte de la Alianza Atlántica. Tendría que solicitar su ingreso. Para ser miembro de la OTAN se requiere de la aprobación de todos los miembros de la alianza.

¿Sería económicamente viable la independencia escocesa?

¿Sería económicamente viable la independencia escocesa?

3. ¿Cuál serían las repercusiones de una posible independencia escocesa para toda Europa?

Muchos países europeos manifiestan preocupación por el referendo a celebrarse en Escocia. En general, los escoceses tenen fama de ser más europeístas que el resto de los británicos. La separación territorial de Reino Unido fortalecería por ello a los políticos euroescépticos. Si en Gran Bretaña se celebra en 2017 un referendo sobre la pertenencia a la Unión Europea, los cuatro millones de votos escoceses que faltarían podrían ser decisivos y abrir las puertas a los enemigos de la UE.

Una posible independencia de Escocia sería además una señal para los movimientos soberanistas del continente. Países como España o Bélgica ven una amenaza para el Estado nacional en la votación a celebrarse en Escocia. Para Reino Unido, un triunfo del independentismo escocés podría significar que en un futuro el católico norte de Irlanda también pugne por ser independiente.

4, ¿Cuál sería la moneda de la Escocia independiente?

Hasta marzo de 2016 se mantendría la libra esterlina como moneda de cambio. Hasta el momento, Londres rechaza cualquier unión monetaria más allá de la fase de transición. El primer ministro escocés, Alex Salmond, anunció que mantendría a la libra esterlina como noneda de cambio, de ser necesario sin aprobación de los británicos. Escocia imprime sus propios billetes, cuyo valor está ligado al de la libra. De ser necesario, el gobierno escocés podría devaluar la propia moneda y modificar las tasas de interés. Esto ayudaría a cerrar algunos agujeros presupuestales.

5. ¿Qué pasaría con las deudas conjuntas?

El gobierno británico ha dado a entender que se mantendría como responsable de las deudas públicas comúnes, aún en caso de que los escoceses se decidieran por la independencia. Luego de la fase de transición, Escocia debería asumir a pedido del gobierno británico “una parte justa y proporcionada de las deudas de Gran Bretaña”. Se desconoce si las deudas serían repartidas conforme al desempeño económico o en proporción a la población de cada país. La primera opción sería más conveniente para Escocia.

DW recomienda

Publicidad