Ciencia ciudadana: el conocimiento al alcance de todos | Ciencia y Ecología | DW | 25.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciencia y Ecología

Ciencia ciudadana: el conocimiento al alcance de todos

Desde informar de aluviones hasta fotografiar glaciares, los ciudadanos juegan un papel fundamental en muchos proyectos científicos. DW fue al Congreso Internacional de Astronáutica y encontró varios ejemplos.

Ciencia ciudadana. Lo primero que se viene a la cabeza cuando se escucha este concepto es algo así como contar insectos o aves durante un paseo. Pero en el Congreso Internacional de Astronáutica que se realiza en Washington (Estados Unidos), jóvenes científicos presentaron ejemplos del uso que se hace de la ciencia ciudadana en un campo muy complejo: la observación de la Tierra.

En el plenario "próxima generación", realizado el jueves (24.10.2019), cinco investigadores emergentes dieron a conocer proyectos que incluían imágenes satelitales y aportes de personas comunes y corrientes.  El encuentro, titulado "Aprovechamiento de la ciencia ciudadana en el futuro de la observación de la Tierra”, fue uno de los siete paneles de discusión, 33 conferencias magistrales y más de 1.900 presentaciones realizadas por investigadores y representantes corporativos en el congreso.

Éste es organizado por la Federación Internacional de Astronáutica, que fue creada en 1951 para "establecer un diálogo entre científicos de todo el mundo y para sentar las bases que permitan la cooperación espacial internacional”. El congreso es el corazón de ese diálogo entre el mundo de la ciencia y una amplia gama de distintos campos.

Observar glaciares y ayudar a la ciencia hoy es posible.

Observar glaciares y ayudar a la ciencia hoy es posible.

Ayudar a la NASA

"La ciencia ciudadana es una buena manera de empoderar a las comunidades locales”, dijo a DW Caroline Juang, estudiante de doctorado en la Universidad de Columbia. En el plenario del jueves, Juang presentó el "Informe Avalancha”, un proyecto que creó y administró  para la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA). En él, personas de todos los rincones del planeta pueden informar de deslizamientos de tierra que ocurran cerca de ellos o que hayan leído en la prensa.

Usando la aplicación para celulares del proyecto, los científicos ciudadanos comparten dónde ocurrió exactamente el aluvión, qué lo provocó, si sucedió o no cerca de un camino, qué tan grave es el daño que causó, etcétera. Con ese simple esfuerzo, pueden añadir más información que la que entrega una imagen satelital. Un investigador, como Juang, valida la información enviada por los ciudadanos. Estos datos se agregan a un mapa global de deslizamientos que la NASA ha recopilado durante 12 años. El objetivo: poder algún día predecirlos y salvar vidas. Y va bien.

"En los 13 meses de vida que lleva este programa, hemos recibido más de 100 reportes que hemos ingresado a nuestro sistema”, dice la científica, de 24 años, a la audiencia. "Esto ha mejorado los modelos predictivos de la NASA", sostiene.

Fotos turísticas e imágenes satelitales

En todo el mundo, los científicos ciudadanos juegan un papel central en el seguimiento de la contracción de los glaciares causada por el calentamiento global. Los turistas que viajan a los glaciares pueden subir fotos de los gigantes congelados a la aplicación IceKing. Luego, los especialistas analizan estas imágenes en alta resolución y las incorporan a sus investigaciones.

"Los científicos tienen encuestas para recopilar información sobre el derretimiento de los glaciares”, dijo a los presentes en el panel de discusión la fundadora de IceKing, Fabiana Milza. Pero ir a los glaciares y examinarlos en terreno es un esfuerzo oneroso y los satélites no los muestran desde cerca. Ahí es donde entran los turistas en acción.

Estudiantes tailandeses trabajan en un proyecto para identificar larvas de mosquitos.

Estudiantes tailandeses trabajan en un proyecto para identificar larvas de mosquitos.

"Diez millones de personas visitan glaciares todos los años”, dice Milza entusiasmada. Aquellos que han descargado la aplicación pueden poner en qué región del mundo se encuentran, seleccionar el glaciar que piensan visitar y recibirán información sobre él. Una vez que están de vuelta en un lugar con una buena conexión a internet, pueden subir sus propias imágenes a la aplicación.

"Hay espacio para todos”

La ciencia ciudadana no solo ayuda con los esfuerzos de observación en el planeta. También funciona al revés: ser ciudadano científico influye en aquellos que se involucran con este esfuerzo. Juang dice que es una buena puerta de entrada para que la gente se interese en campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. Después de todo, aquellos a los que pica el bichito de la investigación pueden luego compartir su entusiasmo con otros.

Kristin Wegner fue una de las moderadoras del panel del jueves. Ella es gerente del Programa Global de Aprendizaje y Observaciones para Beneficiar al Medio Ambiente (GLOBE, en inglés), donde dirige un proyecto que cuenta con científicos ciudadanos que ayudan a combatir el virus del zika al recolectar e identificar larvas de mosquitos. "Hay espacio para que todos contribuyan en la ciencia ciudadana”, dice Wegner. "Es una buena oportunidad para compartir los beneficios de la práctica científica”.

(jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda