China en América Latina: economía sí, política no | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 31.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

China en América Latina: economía sí, política no

La presencia de China en Latinoamérica se ha fortalecido significativamente en los últimos años. Pero falta mucho para que la región esté a la cabeza de la lista de prioridades del gigante asiático.

El presidente de Colombia, Iván Duque, se reunió este miércoles con su homólogo chino Xi Jinping. Durante su viaje a la República Popular de China, el mandatario ha ofrecido desde vuelos directos entre ambos países hasta inversiones de gran escala en múltiples sectores. Colombia quiere convertirse así en un aliado más del "gigante asiático”, que sigue cementando sus nexos con Latinoamérica.

Inversiones multimillonarias

Las inversiones chinas en la región han aumentado considerablemente, de 17 mil millones de dólares en el año 2002, a casi 306 mil millones en el año 2018. Al mismo tiempo, el país se ha convertido en el socio comercial más importante para Brasil, Chile, Perú y Uruguay. Este crecimiento responde a la estrategia que China ha seguido en su política exterior desde su apertura económica en 1978. En entrevista con DW, el Encargado de Negocios a.i. de la Embajada de la República Popular de China en Colombia, Xu Wei, asegura que "las relaciones entre China y Latinoamérica se basan en la complementariedad y las ganancias compartidas, adhiriéndose a los valores de la igualdad, beneficio mutuo, la apertura y la inclusión.”

Sin embargo, el crecimiento exponencial de las inversiones chinas en la región genera preocupación por el aumento en la dependencia que los países latinoamericanos pueden llegar a experimentar al endeudarse excesivamente con China. Temores similares han surgido en los países africanos, la región en la que China mantiene la mayor cantidad de inversiones y desarrolla proyectos de infraestructura de gran envergadura. Al respecto, Lina Luna, investigadora de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales y experta en China de la Universidad Externado de Colombia, explicó a DW que "no es nuevo que los países en vías de desarrollo se endeuden con instituciones para desarrollar sus proyectos. Antes nos endeudábamos con el Banco Mundial o con el Fondo Monetario Internacional. Ahora el acreedor es China. La diferencia es que China es más liviano en sus condiciones y no exige, como otras entidades, que los países hagan ciertas cosas a cambio de recibir los préstamos, por lo que muchos temen que los países se sobreendeuden.”

Latinoamérica no es la prioridad

Las intenciones de China en la región van más allá de las relaciones económicas. Tras años de perseguir un reconocimiento diplomático de la República Popular de China (en detrimento de Taiwán), el país ha dejado de lado la presión diplomática sobre los países latinoamericanos para concentrarse en mantener buenas relaciones comerciales, asumiendo que los vínculos diplomáticos se ajustarán a los fuertes lazos económicos. La estrategia parece dar resultado. 9 de los 16 países en el mundo que todavía reconocen a Taiwán se encuentran en Latinoamérica, pero el número ha ido disminuyendo. En los últimos dos años, Panamá, República Dominicana y El Salvador se sumaron a la lista de naciones que dieron la espalda a Taiwán y optaron por reconocer a la República Popular de China. A pesar del claro fortalecimiento diplomático de China en la región, Lina Luna recuerda que Latinoamérica no es prioritaria para China: "Antes de América Latina están los países vecinos, está Europa, está Estados Unidos, está África…y después estaría América Latina. China quiere exportar su capacidad instalada, realizar proyectos de infraestructura, tener acceso al mercado y a recursos naturales. Pero no significa que sea una región prioritaria para China.”

China Peking | Ivan Duque, Präsident Kolumbien | Treffen mit Li Keqiang, Premierminister (Getty Images/AFP/A. Wong)

Duque apuesta por estrechar los lazos con Pequín.

El espinoso tema de Venezuela

La situación en Venezuela ha generado tensiones entre algunos países latinoamericanos y China. La negativa del gobierno chino de reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela dio pie a críticas en varios países de Occidente, que acusan a China de apoyar a los gobiernos socialistas en la región. La lista de inversiones chinas en la región es encabezada por países que tienen o tuvieron recientemente gobiernos de izquierda (Venezuela, Brasil, Ecuador y Argentina). Sin embargo, la justificación oficial del gobierno chino es distinta. Según explica Xu Wei a DW, "la posición del gobierno chino sobre el tema de Venezuela es coherente y clara” y se basa en "la aplicación del principio de la no injerencia en los asuntos internos de los Estados.”

Iván Duque había expresado la intención de buscar en su reunión con Xi Jinping un mayor apoyo contra el gobierno de Nicolás Maduro. Pero, para Lina Luna, lograr un cambio en la postura de China es imposible ya que lo considera un tema de soberanía nacional: "China fue violada en su soberanía durante 100 años durante las guerras del opio. En ese sentido, la posición de China es inquebrantable, porque si acepta que eso [la violación de la soberanía nacional] suceda en otro lugar, sería aceptar que eso sucediera de nuevo en su propia casa.” Adicionalmente, para Luna, "las relaciones de Colombia con China tampoco son las más desarrolladas. Así que lo que Colombia puede llegar a presionar no es mucho”.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda