China condena a muerte a ocho personas por ataques en Xinjiang | El Mundo | DW | 08.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

China condena a muerte a ocho personas por ataques en Xinjiang

Un tribunal de la región autónoma de Xinjiang (noroeste de China) condenó a ocho personas a pena de muerte por su participación en dos ataques en esa zona del país, en los que murieron 46 personas.

La corte también sentenció a otros cinco acusados a pena capital con una suspensión de dos años, lo que en el país asiático se traduce en cadena perpetua, y a cuatro más a distintas penas de cárcel.

La corte consideró a estas 17 personas, de las que no se ha trasladado más información, culpables de la explosión ocurrida en la capital de Xinjiang, Urumqi, el 30 de abril, en la que murieron tres personas, incluidos dos atacantes; y del ataque con explosivos cometido en mayo en un mercado abarrotado en la misma ciudad, que acabó con la vida de 39 personas y en el que perecieron cuatro asaltantes.

A raíz de ello, las autoridades lanzaron una campaña de un año contra la violencia en Xinjiang, hogar de la minoría étnica uigur y donde se han incrementado los enfrentamientos entre éstos y los chinos de etnia han, la mayoritaria en el país, con un total de 200 muertes en lo que va de año.

Larga lista de sentencias

Las condenas de hoy se suman a la larga lista de duras sentencias que la Justicia china ha dictado este 2014 por "terrorismo" después de que aumentara la violencia, que Pekín atribuye a grupos uigures relacionados con el yihadismo.

Por su parte, los uigures en el extranjero -aquellos que pueden hablar sin miedo a sufrir represalias, a diferencia de aquellos que habitan en China - defienden que es la represión y discriminación a su cultura por parte de las autoridades -en su mayoría, han- la que ha llevado a que se produzcan casos de violencia.

A las sentencias a muerte a grandes grupos de supuestos terroristas -algunas dictadas en al menos un macrojuicio celebrado en un campo de fútbol-, se sumó este año la condena al intelectual uigur Ilham Tohti, catedrático de una universidad de Pekín considerado la voz moderada de su etnia en China.

CP (efe, dpa)

Publicidad