China aumenta los controles en Xinjiang y Tíbet tras atentado | El Mundo | DW | 31.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

China aumenta los controles en Xinjiang y Tíbet tras atentado

China aumentó los controles policiales en las provincias de Xinjiang y Tíbet como reacción al ataque del lunes, cuando un vehículo se estrelló en el centro de Pekín causando cinco muertos.

Hay más policías patrullando en las calles de la capital de Xinjiang, Ürümqi, y se controlan muchos coches, informaron este jueves (31.10.2013) empleados de hoteles de la ciudad. Según los medios estatales, también hay fuertes medidas de seguridad en los vuelos desde y hacia la región.

La emisora estadounidense Radio Free Asia (RFA) señaló a su vez que se están

llevando a cabo, asimismo, más controles policiales en el Tíbet. El lunes, un todoterreno se abalanzó contra un grupo de gente frente a la puerta de acceso a la Ciudad Prohibida en el centro de Pekín, chocó contra un puente y se incendió. Murieron las tres personas que iban a bordo y dos turistas. Además, hubo 40 heridos.

La Policía cree que el hombre y las dos mujeres que iban en el coche prendieron fuego a propósito el vehículo. Cinco presuntos cómplices fueron detenidos el mismo lunes y el miércoles las autoridades reconocieron por primera vez que se había tratado de un atentado y no de un accidente. Los sospechosos son uigures musulmanes de Xinjiang.

Según experto, no fue obra del terrorismo

El experto estadounidense en cultura uigur Dru Gladney opinó que el ataque no fue obra de una organización terrorista, como señalan hoy algunos medios oficiales. "Sería un error atribuirlo a la yihad (guerra santa) o a (la red terrorista) Al Qaeda", señaló.

El incidente parece obra de unas pocas personas. "Es un nuevo ejemplo de la insatisfacción de los uigures", consideró. En la provincia occidental de Xinjiang ha habido en los últimos meses numerosos enfrentamientos entre los uigures y los chinos de la etnia han. "Está claro que hay una estrategia política equivocada en la región", opinó Dru Gladney.

Los uigures se sienten discriminados y la respuesta de Pekín es enviar más fuerzas de seguridad a la "lucha contra terroristas y separatistas" en la provincia. Los expertos en el problema del Tíbet expresan opiniones similares.

CP (dpa, dradio)

Publicidad