Celulares: ¿vicio o gustito? | Así es Alemania | DW | 13.05.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Así es Alemania

Celulares: ¿vicio o gustito?

Hace años que los celulares están por todos lados y al parecer ya nadie se puede imaginar una vida sin su compañía permanente. Una encuesta revela resultados sorprendentes sobre los alemanes y sus "Handys".

¡Hola Gabriel! ¿Cómo sabías que estoy aquí?

¡Hola Gabriel! ¿Cómo sabías que estoy aquí?

Los tiempos en que el celular parecía imprescindible y uno siempre buscaba el último modelo ya pasaron, por lo menos en Alemania. En una encuesta actual un 70 % de los entrevistados contesta negativamente a la frase: "No puedo imaginarme vivir sin teléfono móvil." La mayor parte, un 97 %, afirma que no le importa no tener el último modelo que ha salido al mercado. ¿Significa ésto que en Alemania los celulares ya pasaron de moda?

Pensionist mit Handy

¡Hola Emilia! Leí tu nota...

No es para tanto: el alemán típico hace entre una y cuatro llamadas móviles al día a un costo de entre 11 y 22 euros al mes. Sólo un 14 % no gastan más de cinco euros. Las mujeres parecen ser un poco más ahorrativas que los hombres. Entre los que no les importa pagar de 40 hasta más de 100 euros mensuales, la mayoría son hombres.

No se despiden de la línea fija

No deja de sorprender que todavía muchos alemanes no hacen ni una llamada al día con su celular: un 14 % lo utilizan cada dos días y la tercera parte de los participantes en la encuesta habla aún menos por teléfono móvil.

Bush mustert die Verbündeten

¡Hola Eva! Quisiera darte una entrevista...

Otro resultado de la encuesta señala que casi nadie planea cancelar su línea fija en casa, sobre todo porque la conexión de Internet depende de eso y porque los costos de las llamadas por celular son mucho más altos que los de las que se hace desde la casa.

¿No hablar en restaurantes?

Los alemanes, amantes de la tranquilidad, son selectivos. No están a favor de prohibir los aparatitos en bares y cafés, por ejemplo. Pero eso sí, un 56% afirma: "Me molesta que se hable por teléfono en un restaurante."

En ocasiones como ésa y especialmente durante la noche, la mayoría apaga su celular completamente. Sólo los más jóvenes se sienten "raros" al no tenerlo encendido. Más de la mitad afirma que es muy importante estar siempre localizable. Y también están los super-viciosos: un 28% dice que su vida cotidiana no podría funcionar sin teléfono móvil.

DW recomienda