Catar y FIFA salpican a Alemania | Futbol Internacional | DW | 13.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Futbol Internacional

Catar y FIFA salpican a Alemania

La adjudicación del Mundial 2022 a Catar, así como el manejo de la FIFA, tienen enfrentados a importantes funcionarios del fútbol alemán y ha levantado sospechas en torno al papel de Franz Beckenbauer y el Bayern.

Las revelaciones del diario ingles Sunday Times acerca de un presunto pago a funcionarios del fútbol internacional por parte del ex vicepresidente de la FIFA, Mohamed Bin Hammam, para que a su país, Catar, le fuera adjudicada la sede del Mundial 2022, han sacudido a Alemania.

El expresidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB); Theo Zwanziger, fue el primero en pronunciarse y exigir que “a más tardar después del Mundial de Brasil se deben aclarar las acusaciones ante la opinión pública”. Zwanziger, actualmente el vocero de Alemania en el Comité Ejecutivo de la FIFA, sostuvo en declaraciones al diario Frankfurter Allgemeinen Zeitung que “la credibilidad de la institución solo se podrá garantizar cuando se presenten los resultados de la investigación y se lleve a cabo el respectivo proceso”.

Beckenbauer y el Bayern mencionados

Theo Zwanziger también se pronunció en torno a los señalamientos de que la FIFA “mira a otro lado” y no se preocupa por las condiciones humanitarias en las que se desarrolla la preparación del Mundial del 2022, repetidamente criticada por presuntamente adelantarse a costa de trabajadores que son maltratados y sometidos a esfuerzos extraordinarios.

“Nosotros”, dijo el expresidente de la DFB al Neue Zürcher Zeitung refiriéndose a la FIFA, “podríamos preocuparnos por que la gente sea bien tratada y pagada justamente. Pero el fútbol no es solo la FIFA, también tenemos grandes clubes como el Bayern Múnich que se hospedan y entrenan en Catar sin preguntar por lo que sucede a su alrededor. Eso es hipócrita”.

De la Bundesliga el Schalke y el Bayern son visitantes regulares de Catar, donde se concentran durante un par de semanas en invierno a entrenar en los campos de la Aspire Academy. El club de Múnich, actual campeón alemán, mantiene una relación muy estrecha con la sociedad catarí. Su entrenador, Pep Guardiola, fue embajador de la candidatura al Mundial 2022, y el directivo Karl-Heinz Rummenigge ha llegado a advertir sobre las posibles consecuencias negativas para la economía alemana de hacer eco a las acusaciones a Catar, diciendo: “Hay que tener cuidado con exagerar las críticas, no hay que olvidar que la industria alemana tiene allí contratos millonarios”.

Theo Zwanziger, representante de Alemania ante la FIFA, mencionó al Bayern al hablar de los problemas en Catar.

Theo Zwanziger, representante de Alemania ante la FIFA, mencionó al Bayern al hablar de los problemas en Catar.

Pero no solo el vínculo de los equipos alemanes con Catar ha saltado a la luz. También el máximo ídolo del fútbol de Alemania, Franz Beckenbauer, ha resultado involucrado en las noticias en torno a la corrupción de la adjudicación del Mundial 2022.

Beckenbauer termina en la mira de los investigadores tras haberse negado a cooperar respondiendo el cuestionario que se le hizo llegar a los funcionarios de la FIFA que participaron en la votación que favoreció a Catar. En dos ocasiones el legendario jugador y entrenador alemán evadió contestar las preguntas del jefe investigador de la FIFA, Michael García, argumentando que estas estaban formuladas en ingles, y no fueron traducidas al alemán como él lo solicitó.

La DFB también se sacude

Y al igual que el Bayern, y Franz Beckenbauer, la Federación Alemana de Fútbol (DFB), también ha sido sacudida por los escándalos al interior de la FIFA. Mientras el representante alemán en la FIFA, Zwanziger, critica, la actitud de la DFB, su presidente actual, Wolfgang Niersbach, desestima al funcionario.

“Ese es un hombre que desde hace dos años vive aislado, que nada tiene que ver con la Federación Alemana de Fútbol, y que desde hace un año no asiste a las reuniones de la UEFA, que fue la entidad que lo envió a la FIFA”, dijo Niersbach sobre Zwanziger, quien es el encargado del proceso de reforma de los estatutos de la FIFA, un proyecto que por lo visto no logrará concluir pues su periodo en el Comité Ejecutivo del organismo termina en el 2015 sin que hasta ahora haya registrado avances significativos.

DW recomienda