Cataluña: “Si no se habla, no se solucionan los problemas” | Europa | DW | 24.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cataluña: “Si no se habla, no se solucionan los problemas”

El ministro de Justicia de España, Rafael Catalá, valoró una eventual comparecencia del presidente catalán ante el Senado, pero dijo que es necesario dialogar.

En una entrevista con Las Mañanas de Radio Nacional de España (RNE), el ministro de Justicia español, Rafael Catalá, dijo que era "un buen paso” la comparecencia de Carles Puigdemont en el Senado, pero advirtió al mismo tiempo que la convocatoria a elecciones por sí sola no servirá para "arreglar las cosas”. Por lo mismo, hizo un llamado al diálogo, en medio de la crisis que mantiene tirantes las relaciones entre Madrid y Barcelona.

"Si no se habla, no se solucionan los problemas", dijo Catalá, quien insistió en que el presidente de la Generalitat debe aclarar "si ha declarado o no la independencia, cumplir las leyes, respetar sentencias de tribunal…”. A su juicio, "hay varias normas que han sido declaradas inconstitucionales por el Tribunal Constitucional”, y planteó que disolver el Parlament de Cataluña ayudaría a avanzar en una solución al problema.

Para Catalá, todo lo anterior es imprescindible para mejorar el actual escenario, pues "con una convocatoria de elecciones no es como se arreglan las cosas”. El ministro recordó que Puigdemont ha tenido "muchas oportunidades” de rectificar, y si bien hasta ahora no lo ha hecho, él tiene un moderado optimismo de que eso cambiará. También sostuvo que el Gobierno "lamentablemente no puede ir más que con las medidas aprobadas” hasta ahora, es decir, con las del artículo 155 de la Carta Magna.

¿Y si se declara la independencia?

¿Y qué pasaría si Puigdemont declara la independencia? Catalá se limitó a responder que eso sería un "flagrante incumplimiento de las leyes”, sin querer referirse a la posibilidad de que el presidente catalán incurriera en un delito de sedición y rebelión: "No hay que anticipar estos hechos; son penas de privación de libertad de muchos años, son palabras mayores", sostuvo.

"El diálogo no es el fin, es un instrumento. Ahora podrá explicarse. Será un buen paso. Si no se habla, no se solucionan los problemas”, apuntó el ministro del Gobierno conservador de Mariano Rajoy, que además puntualizó que la conversación debe ser para "buscar una solución dentro de la Constitución y leyes y no para ratificar la independencia”. También llamó a los parlamentarios catalanes a actuar dentro de la ley, porque "no es tan difícil separarse de esa locura a la que se está llevando a Cataluña”.

DZC (EFE, La Vanguardia)

DW recomienda

Publicidad