Caso Maldonado: juez confirma que su cuerpo no tiene lesiones | América Latina | DW | 21.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Caso Maldonado: juez confirma que su cuerpo no tiene lesiones

Según el magistrado a cargo de la investigación, falta determinar la causa de muerte del artesano argentino.

El juez encargado de investigar lo ocurrido con Santiago Maldonado confirmó a la prensa que el cadáver hallado esta semana flotando en un río del sur de Argentina es el del joven artesano, desaparecido desde el 1 de agosto. En la puerta de a morgue, el magistrado Gustavo Lleral agregó que la autopsia realizada al cuerpo de Santiago determinó que no tenía lesiones.

"Lo único que falta ahora es averiguar cuál fue la causa de su muerte y para ello debemos esperar que se produzcan los resultados complementarios de la muestras que se toman en este tipo de casos", explicó esta noche Lleral.

Más información:

Cuerpo hallado es de Santiago Maldonado, asegura su familia

Aparición de cuerpo sin vida afecta campaña electoral en Argentina

Argentina: hallan documentos de Santiago Maldonado en cadáver rescatado en río

Según el juez, que se puso al frente de la causa por la desaparición de Maldonado después de que el primer magistrado del caso fuera apartado por petición de la familia del joven, habrá que esperar "más de dos semanas" para tener los resultados definitivos del proceso de autopsia.

"Les puedo decir que gracias a esta pericia se pudo determinar que no hubo lesiones en el cuerpo, por lo menos que fuera determinado por los peritos, y todos los peritos estuvieron de acuerdo en concluir sobre ello", añadió Lleral tras las más de doce horas que duró la autopsia, durante la que se realizó una pericia "importante" conducida por el Cuerpo Médico Forense.

El juez dijo que gracias a los "rastros papilares" se confirmó que se trata del cuerpo de Maldonado. Lo que ocurrió unas horas después que Sergio, hermano de Santiago, declarase que el cadáver era el de su familiar, al haber reconocido sus tatuajes.

El artesano, de 28 años y dedicado a hacer tatuajes, fue visto por última vez el 1 de agosto pasado cuando participó en la protesta de una comunidad mapuche que fue desalojada por la Gendarmería, policía militarizada que depende del Ministerio de Seguridad. Este dato ha hecho que desde su desaparición, la familia, numerosos organismos de derechos humanos, y parte de la sociedad, acuse a los gendarmes de lo ocurrido al chico y al Gobierno de Mauricio Macri de haber defendido a este cuerpo policial.

A pesar de que algunos testimonios apuntaban a que agentes de la Gendarmería habían secuestrado al chico, por el momento no hay ninguna prueba al respecto. Este caso le ha traído costos políticos a la administración de Mauricio Macri que verá sus efectos reales en las elecciones generales legislativas de este domingo 22 de octubre.

MN (efe, dpa)

DW recomienda