Caso Khashoggi: Alemania entre la venta de armamento y los reclamos a Arabia Saudita | ACTUALIDAD | DW | 19.10.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ACTUALIDAD

Caso Khashoggi: Alemania entre la venta de armamento y los reclamos a Arabia Saudita

Si se concede credibilidad al gobierno turco, entonces el periodista Jamal Khashoggi fue masacrado el 2 de octubre por agentes de su país. Riad lo niega, y el ministro de Exteriores alemán está perdiendo la paciencia.

"Creemos que ya es hora de que Arabia Saudita se pronuncie (sobre el caso (Khashoggi) para que podamos realizar una evaluación", dijo este viernes (19.10.2018) el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas. Lo expresó de manera sosegada, pero también dejó entrever que está harto de la táctica de los saudíes de retrasar sus declaraciones al respecto. La familia real saudí lo prometió hace unos días, pero hasta el momento solo niega, con pocas palabras, cualquier tipo de autoría o responsabilidad. ¿Está esperando el gobierno saudí a que pase el tiempo y se olvide la extraña desaparición del opositor al régimen? ¿O espera que para los socios en Occidente sea más importante hacer negocios con Arabia Saudita que aclarar lo sucedido?

Estas preguntas no solo las realizaron los medios de comunicación, sino también muchos políticos de la oposición que advirtieron sobre el desajuste entre el volumen comercial con Alemania y la situación de los derechos humanos en la monarquía saudí. Los hechos: desde enero hasta fines de septiembre de 2018, según el Ministerio de Economía, el gobierno federal otorgó licencias de exportación para armamento por un valor de 416 millones de euros, a pesar de que Arabia Saudita es una de las partes enfrentadas en la guerra en Yemen desde 2015.

La monarquía del Golfo se ha convertido en el segundo mayor comprador de armamento alemán. Los críticos con la postura alemana plantean la siguiente cuestión: ¿Trata Alemania a los saudíes con tanta indulgencia para que los negocios no corran peligro?

El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas.

El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas.

Los saudíes son buenos clientes de la industria alemana. En 2016, se exportaron a Arabia Saudita bienes por valor de más de 7 mil millones de euros. El gigante industrial Siemens construirá un metro por valor de 20 mil millones de euros en Riad. Probablemente esa sea la razón por la cual el gerente general de Siemens, Joe Kaeser, y otros ejecutivos alemanes no se hayan decidido aún a cancelar su participación en el foro económico en Riad la próxima semana, como lo han hecho otras muchas empresas estadounidenses y francesas.

El político de Los Verdes y experto en asuntos exteriores Omid Nouripour habló con DW: "Es al menos un acto de decencia que el gobierno federal aliente a las empresas alemanas a mantenerse alejadas de esa conferencia".

Este año, el gobierno alemán aprobó vender ocho barcos patrulla a Arabia Saudí.

Este año, el gobierno alemán aprobó vender ocho barcos patrulla a Arabia Saudí.

Sigmar Gabriel tampoco está de acuerdo

El exministro de Relaciones Exteriores, Sigmar Gabriel, advierte que no sería positivo estar demasiado cerca de los saudíes, como lo dijo a la revista "Der Spiegel”: "Nosotros, los alemanes, conocemos este tipo de violencia desde los días de la Guerra Fría, cuando la seguridad del estado de la RDA practicó el secuestro y el asesinato". Occidente y Europa, por lo tanto, no deben mirar hacia otro lado por temor a amenazas diplomáticas o económicas. Gabriel ya había criticado a Arabia Saudita cuando aún era ministro. Acusó a Riad de "aventurismo extranjero", lo que desencadenó un enfriamiento diplomático. Su sucesor, Maas, se distanció a fines de septiembre de las declaraciones anteriores de Gabriel y habló de "malentendidos".

La oposición pide llamar a consulta a embajadores

El vicepresidente del grupo parlamentario del Partido Demócratico Libre (FDP), Alexander Graf Lambsdorff, está a favor de apostar por una medida más severa contra Riad, junto a las grandes naciones industriales: "Alemania y el grupo de los 7 deben citar a los embajadores saudíes en su países y exigir la aclaración del caso Khashoggi", dijo a la agencia de prensa alemana. Muchos observadores dudan de que el gobierno saudí realice las declaraciones anunciadas. El gobierno turco es el que más bien podría aportar nuevos datos, ya que asegura estar en posesión de una grabación en la que se escucha la tortura y el asesinato de Khashoggi. Los resultados de la investigación serán "compartidos con el mundo", anunció el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu.

(rmr/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda