Caso George Floyd: la Eurocámara debate sobre racismo | Europa al día | DW | 17.06.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Caso George Floyd: la Eurocámara debate sobre racismo

Dr. Pierrette Herzberger-Fofana Die Grünen Politik Strasbourg (European Union 2019/F. Marvaux)

Pierrette Herzberger-Fofana en una imagen de archivo.

La práctica totalidad del arco del Parlamento Europeo condenó este miércoles (17.06.2020) la muerte a manos de la policía del ciudadano afroamericano George Floyd en Minneapolis, un episodio ante el que muchos eurodiputados pidieron atender la discriminación que también tiene lugar en suelo europeo.

"Me alegra vivir en una sociedad que condena el racismo, pero no nos debemos quedar ahí", pidió la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en un debate con los eurodiputados a raíz de la muerte de Floyd a finales de mayo, en el que pidió hablar del racismo "de forma abierta y franca".

Además, Von der Leyen apuntó que las minorías raciales están infrarrepresentadas en el hemiciclo de la Eurocámara y, según reconoció, en el personal de la Comisión Europea que ella preside. "Tener conciencia (del racismo) incluye examinarnos a nosotros mismos, alzar la voz en casos de discriminación y cuestionar nuestros privilegios que damos por sentado", dijo la alemana, quien aseguró que "no hay cabida para el racismo o cualquier forma de discriminación" en Europa.

Europarlamentaria denuncia haber sido víctima de brutalidad policial

Una eurodiputada negra denunció ante el pleno haber sido víctima ayer de "violencia policial" en Bélgica, algo que la policía niega. "He sido víctima de violencia policial por la policía belga. Lo considero como un acto de discriminación con tendencias racistas", dijo emocionada la diputada alemana Pierrette Herzberger-Fofana, de 71 años.

Según su relato, los policías se dirigieron hacia ella, tomaron su celular y cuatro de ellos la empujaron "brutalmente contra un muro" con las piernas "separadas", antes de un cacheo. "Me trataron de manera humillante. Cuando dije que era eurodiputada, no me creyeron. Y eso que tenía en la mano mis dos pasaportes: el salvoconducto del Parlamento Europeo y el pasaporte alemán", agregó.

Audrey Dereymaeker, portavoz de la policía, rebatió el relato del incidente, pero confirmó que registraron a la mujer durante un control de identidad y dijo que iba a ser investigada por insultar a los oficiales. "Quiso intervenir" durante un control de dos sospechosos, "filmó la escena y primero se negó a identificarse cuando se le pidió, luego accedió a mostrar sus papeles", todo ello "sin violencia", explicó la vocera. (afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda