Carne importada de Alemania podría haber generado caso de COVID en China | El Mundo | DW | 11.11.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Carne importada de Alemania podría haber generado caso de COVID en China

Funcionarios chinos hacen pruebas a 77.000 personas después de un récord de transmisión local en Tianjin. Se dice que el funcionario del puerto se infectó después de manipular envases de carne proveniente de Alemania.

Más de 77.000 personas fueron sometidas a pruebas de coronavirus en la ciudad de Tianjin, en el norte de China, luego de que se registrara un caso de transmisión local en el municipio el pasado domingo (08 de noviembre de 2020). La infección ha sido  relacionada con una cámara frigorífica, y refuerza las sospechas de que el virus podría estar propagándose a través de envases de alimentos congelados importados.

Según medios locales, el paciente es un empleado del puerto de la ciudad y se dice que se contagió después de manipular un paquete de carne de cerdo congelada, importada desde Alemania.

Según estos informes, el virus llegó en un envío de rodillas de cerdo congeladas desde el puerto alemán de Bremerhaven. Una muestra del empaque del producto recolectado en Dezhou, en la provincia de Shandong, que también se importó a través de Tianjin, también tenía rastros del coronavirus, según las autoridades locales.

Los rastros del virus fueron detectados durante una inspección aleatoria de los envases que llegaron desde Alemania al puerto de Tianjin el 19 de octubre, lo que supone que el virus ha sobrevivido en el paquete durante al menos 19 días.

Un portavoz de la ministra de agricultura alemana, Julia Klöckner, planteó dudas sobre el caso. "Hasta donde sabemos, una rodilla de cerdo alemana es una razón poco probable para un caso de coronavirus en China", dijo. Mostró datos del Instituto Federal de Evaluación de Riesgos que indican que no hay evidencia de contaminación por consumo de carne o contacto con el empaque.

Otro caso en Shanghai

El martes, funcionarios de la ciudad de Shanghai, la capital financiera de China, dijeron que habían registrado un nuevo caso de infección, esta vez en un hombre de 51 años que trabaja en el aeropuerto de Pudong, el principal aeropuerto de la ciudad. Aún no se sabe cómo contrajo el virus.

Hasta la fecha, 186 personas han sido puestas en cuarentena en Shanghai, y más de 8.000 han sido examinadas en relación con el caso. El aeropuerto opera con normalidad. Hasta entonces, la última transmisión del virus registrada en Shanghai había sido el 29 de junio.

El 24 de septiembre, dos estibadores en el puerto oriental de Qingdao también contrajeron el virus cuando entraron en contacto con paquetes que contenían rastros de covid-19. La infección resultó, semanas después, en un brote en la ciudad, según las autoridades chinas.

Alerta por importaciones

En los últimos meses, varios productos congelados de países como Ecuador o Brasil han puesto en alerta a las autoridades chinas.

En agosto pasado, la provincia central de Shanxi anunció la prohibición de la compra, venta y uso de camarón blanco de Ecuador, luego de detectar varios casos de coronavirus en envases.

La ciudad de Shenzhen, en el sureste, detectó rastros del virus en paquetes de alitas de pollo congeladas de Brasil y, un mes antes, también en mariscos de Ecuador.

China mantiene la pandemia bajo control dentro de sus fronteras después de que la enfermedad se registró por primera vez en el mundo en la ciudad de Wuhan y se propagó a otros continentes. Aún así, han surgido casos esporádicos en ciudades como Qingdao y Xinjiang.

EL(dpa/ rtr)

DW recomienda