Carlos Grossmüller: “Estoy triste porque no juego” | Deportes | DW | 20.09.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Carlos Grossmüller: “Estoy triste porque no juego”

El medio campista uruguayo al servicio del Schalke 04 le confesó a DW-WORLD su frustración por estar sentado en la banca de suplentes y su fórmula para conquistar la titularidad.

default

Largo viaje desde Uruguay para acabar en la banca.

Grossmüller (antes Grosnile) llegó esta temporada del Uruguay a jugar en la tierra de sus ancestros -sus abuelos son alemanes- luego de un largo periodo de observación por parte del Schalke 04, equipo que se hizo a los servicios del joven jugador de 24 años.

Carlos, ¿Cómo evalúa su experiencia personal en la Bundesliga?

La experiencia buena pero tengo que reconocer que estoy un poco triste por no jugar, o por no jugar mucho, estoy acostumbrado a hacerlo y la verdad que me está costando llegar de Uruguay y tener tan pocos minutos en Alemania.

¿Tiene problemas al interior del equipo?

No, el equipo está bien lo que pasa es yo estoy acostumbrado a jugar, a ser titular y venir acá, estar lejos de la familia, en un país donde todo es nuevo y sin jugar... se me hace un poco complicado pero bueno, que se le va a hacer, ya vendrán los minutos en los que me toque saltar a la cancha.

¿De que depende poder cambiar esa situación que para usted es tan frustrante?

Del trabajo, hay que trabajar, yo lo hago bien, a conciencia, el tema de la adaptación ceo que funciona sin complicaciones gracias a que en el equipo ya había dos uruguayos así que sólo queda seguir entrenando para ganarme la confianza del técnico.

Usted menciona lo difícil que es estar lejos de casa pero uno podría afirmar que usted regresa a casa pues sus raíces son alemanas.

Si, mi familia, mis abuelos eran alemanes pero esta es para mí la primera vez que vengo a Alemania y yo no tenía contacto directo con esa parte de la familia y la que es mi familia se quedó en Uruguay.

¿Hay diferencias entre la Alemania que conocía a través de los relatos de su abuelo y la Alemania en la que vive ahora?

Yo no tuve gran contacto ni dialogo con mis abuelos, ellos vivían en otra parte de Uruguay y yo no los veía mucho pero yo ya sabía lo que era Alemania, un país totalmente distinto al mío, con otras costumbres. Como te dije, no me costó mucho adaptarme, especialmente porque tenía a mis compatriotas Rodríguez y Varela así que en ese sentido no he tenido dificultades pero yo vine a jugar al fútbol y la verdad que me está costando por eso, porque no tengo minutos de juego.

¿Pero en la parte moral se siente respaldado por sus compatriotas dentro del equipo?

Si, eso es muy bueno y ellos se han portado conmigo de primera.

¿Cómo le gusta que lo llamen Grosnile o Grossmüller?

No, Grosnile era antes, después me cambié a Grossmüller pero la verdad es que me gusta más que me digan Carlos.

¿Por qué se demoró tanto la transferencia cuando desde hace más de un año se contaba con su llegada a la Bundesliga?

Es cierto que del Schalke me fueron a ver varias personas a Uruguay, algunos le dieron el visto bueno a mi transferencia -otras no tanto- y creo que con el titulo en el campeonato uruguayo que obtuve el año pasado con Danubio se decidieron pues allí mi rendimiento volcó las cosas a mi favor.

Ya se ve un efecto positivo de estar en la Bundesliga pues regresó a la selección uruguaya después de varios meses de no haber sido convocado.

De estar aquí en Alemania es todo positivo el tema es que cuando uno no juega pues las cosas se complican, pero sí, me llamaron a la selección cuando apenas recién había llegado a la Bundesliga y jugado un par de minutos en el clásico contra Dortmund que ganamos 4-1, eso es muy positivo.

¿Tiene ya prevista una solución a su frustración?

Entrenar, eso es lo que me va a sacar adelante.



DW recomienda

Publicidad