″Caracas tiene que ser la ventana del Caribe″  | Ciencia y Ecología | DW | 18.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Hábitat III

"Caracas tiene que ser la ventana del Caribe" 

Zulma Bolívar es una defensora de Caracas, una urbanista con una visión optimista pero consciente de los desafíos que enfrenta. Preside el Instituto Metropolitano de Urbanismo Taller Caracas de la Alcaldía Metropolitana.

En los últimos años la alcaldía se ha visto envuelta en dificultades tras la detención y encarcelamiento hace un año y medio del alcalde metropolitano Antonio Ledezma. Sin embargo, la ausencia del alcalde y la crisis venezolana que envuelve la ciudad no detienen a Zulma Bolívar en alcanzar una mejor ciudad para el futuro.

Deutsche Welle entrevistó a Bolívar con motivo de la Conferencia de la ONU sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, Habitat III, para conocer un poco sobre su visión para la Caracas del futuro.

DW: ¿Cómo describes a Caracas urbanísticamente?

Zulma Bolívar: Urbanísticamente, Caracas es una ciudad implantada en un valle maravilloso, con unas condiciones naturales y geográficas muy a su favor. Tenemos mucho verde, tenemos grandes cursos de agua muy mal utilizados y tenemos una densidad media. Por mucho que haya un mito de que somos una ciudad terriblemente apretada, manejamos una densidad promedio de 250 habitantes. Tenemos un urbanismo muy malo en la periferia porque lo único que fue planificado fue el centro de la ciudad. La parte plana y las periferias fueron ocupadas por urbanismos informales y fueron construidos muy precariamente sin apoyo del Estado y no cuentan con los servicios básicos, ni transporte público ni con suficiente servicio de electricidad.

¿Cómo te gustaría que fuera la Caracas del futuro?

Caracas tiene que ser la capital de América Latina, tiene que ser la ventana del Caribe. Caracas tiene una buena ubicación estratégica, las condiciones ambientales de tener una primavera 365 días al año, el Parque Nacional el Ávila como corona al valle. Tenemos un potencial inmenso para reunir conocimiento, para ser ese centro de convenciones que ahora está siendo Panamá con su gran canal. 

Caracas es una gran ciudad que todavía sigue siendo una de las que tiene  mejores infraestructuras de Latinoamérica, pero que, por supuesto, requiere ser mantenida y actualizada. La Caracas que quiero es una Caracas en paz, libre y gobernable, esa es la Caracas con la que sueño.

Projekt Habitat Zulma Bolivar (DW/O. Schlenker)

La urbanista Zulma Bolívar explica que existen proyectos que están a la espera para implementarse.

Los sueños no siempre se hacen realidad y Venezuela enfrenta una crisis que ha desacelerado el progreso de las ciudades, entre ellas Caracas, ¿cómo podría llegar la ciudad a ser esa Caracas que sueñas?

Un profesor muy reconocido de aquí, de Venezuela, Marcos Negrón, cuenta la historia de que cuando estaban bombardeando Londres en la II Guerra Mundial, había un grupo de arquitectos e ingenieros y urbanistas en un sótano, lejos de donde caían las bombas, diseñando la reconstrucción de Londres. La guerra no había terminado, pero había gente que sabía que tenía que pensar en que todo iba a cambiar y que en el momento en que las cosas cambiaran, tenían que tener listos proyectos para que la ciudad los implementara. Esa es la misma concepción que nosotros desarrollamos en este instituto y en esta alcaldía.

Venezuela pasa por una crisis que es pública y notoria en todos los términos, políticos, económicos y sociales. Este no es el mejor momento para esta ciudad que tuvo su gloria en los años 80, pero no hay mal que dure 100 años. Esto va a cambiar y la persona que tome las riendas del nuevo país, va a necesitar alcaldías organizadas y proyectos estructurados para implementarlos casi de inmediato.

En el caso más optimista que ocurra un cambio en Venezuela, ¿cómo visualizas esa Caracas del futuro?

Ahora Caracas y Venezuela están en tal estado de inestabilidad que predecir lo que va a pasar mañana es difícil. Todo depende de las autoridades, de si en algún momento se consigue tener gobernabilidad, se reconoce la institución metropolitana, se le entrega el presupuesto y las condiciones que necesita. Todo depende si hay una relación receptiva entre el Ministerio del Ambiente, el Infraestructura, el de Vivienda y Hábitat, el de Transporte y la Alcaldía y entre las empresas de servicios, que manejan el agua, la electricidad y el metro de Caracas, que son empresas del Estado que ahora sencillamente no son productivas.

Caracas tiene muchas fortalezas para ser una gran ciudad, para ser la capital de Latinoamérica, porque estamos muy bien localizados, pero necesitamos arreglar la gobernabilidad primero.

Panorama Venezuela Caracas (picture-alliance/dpa/D. Fernandez)

Zulma Bolívar considera que Caracas tiene muchas fortalezas para ser una gran ciudad,pero reconoce que para ello antes debe arreglarse la gobernabilidad.

¿Cuáles son los temas que se deberían discutir en Habitat III para lograr ciudades más sostenibles en el futuro?

En el marco de Hábitat III, se está desarrollando una cumbre de alcaldes en Bogotá, que es la Cumbre de Líderes Locales, organizada por UCLG (Ciudades y Gobiernos Locales Unidos), donde se trata de posicionar la importancia que tienen los líderes locales en todo el tema de desarrollo sostenible. Hábitat III tiene que reconocer ese movimiento. 

El hecho de que la nueva agenda urbana haya incorporado temas como la democracia y los derechos humanos nos abren una puerta para que las Naciones Unidas tome en cuenta el gravísimo problema que sufren las alcaldías que son opositoras al gobierno de turno, y que ellas son en cambio los responsables de la relación con el ciudadano y de defender, administrar y gerenciar las ciudades. Entonces, una de las cosas más importantes que tienen que salir como conclusión es que se reconozcan los líderes locales y el hecho metropolitano. Hay muchas ciudades que, como Caracas, están formadas por la suma de pequeños centros y que de alguna manera tienen que tener una gobernabilidad especial para poder hacer de ellas ciudades para la vida.

Oscar Schlenker

DW recomienda

Publicidad